Dos empresarios guadalajareños reciben la Medalla de Plata al Mérito en el Trabajo

La Medalla al Mérito en el Trabajo es una condecoración española de carácter civil que se concede a una persona, corporación, asociación, entidad o empresa, en mérito de una conducta útil y ejemplar en el desempeño de cualquier trabajo, profesión o servicio habitualmente ejercido.
En su categoría de plata, esta condecoración es equiparable a la categoría de Comendador con placa o de número y las personas que la reciben tendrán el tratamiento de ilustrísimo.

El Ministro de Trabajo agradeció a los galardonados que “hayan ofrecido lo mejor de cada uno a favor de un desarrollo de valores que, junto con el trabajo, forman parte también de nuestra cultura, así como su conducta ejemplar en el ejercicio de sus deberes. En ellos -añadió Valeriano Gómez-, las palabras solidaridad o esfuerzo toman sentido, porque las han practicado a lo largo de su vida.”

Con este acto, celebrado ayer en el Ministerio de Trabajo e Inmigración, se puso de manifiesto el reconocimiento social a estos dos empresarios guadalajareños y a otros muchos de toda España, en forma de recompensa a los muchos años dedicados al trabajo de estas personas, a su dilatada vida profesional y a su compromiso con el desarrollo de la convivencia en nuestro país.

“Unen a los premiados el Trabajo en su más alta definición -concluyó Valeriano Gómez-, el Trabajo para mejorar la vida de las personas; ejemplos vivos que nos animan a seguir creyendo en la idea del progreso compartido de las sociedades, y en la ilusión de lograr un mundo mejor, más digno”.

Mariano Hervás

Mariano Hervás Vázquez nació en Sigüenza (Guadalajara). Con catorce años se traslada a Madrid, donde comienza a trabajar en RENFE. Diez años más tarde aprende el oficio de soldador. Poco después regresa a Sigüenza, donde crea su propia empresa, Mariano Hervás, S.A. que, desde sus inicios, se convirtió en un referente en la fabricación de pavimentos de madera. En 1990 crea la firma Hercusa Industrial, S.A., planta dedicada a la fabricación de piezas de carpintería para la construcción, que actualmente preside.

Mariano Hervás es el primer seguntino en toda la historia en ser condecorado con una Medalla al Mérito al trabajo. Ligado siempre al asociacionismo en el mundo empresarial, destacan sus cargos como Vicepresidente de la Federación Española de Pavimentos de Madera (FEPM) y socio fundador desde 1995, Presidente de la Asociación de Investigación Técnica de las Industrias de la Madera y Corcho (AITIM), durante el período 2003-2006; Vicepresidente de la Federación Europea del Parquet (FEP) y Presidente de la Asociación Nacional de Fabricantes de Parquet (ANFP), durante 20 años.

Entre los premios empresariales que avalan su larga trayectoria destacan el premio a la Calidad Empresarial 2002, concedido por CEOE-CEPYME, o al Desarrollo Sostenible, en 2005, entre otros.

Mariano Hervás, S.A., hoy conocida como MH Parquets y Tarimas, es dirigida en la actualidad por sus hijos Pedro y Javier Hervás, y es una de las primeras marcas española en la producción de parquet, exportando parte de su producción a diversos países de Europa.

Pedro García Moya

Pedro García Moya nació en Horche (Guadalajara). García Moya se inició muy joven, el 10 de enero de 1960, en el mundo del mueble con las actividades de pulido y cromado como autónomo para más tarde crear, en 1981, Industrias Tagar que con el tiempo fue ampliándose y diversificando el negocio hacia la fabricación de banquetas, sillas y mesas de cocina y otro tipo de muebles.

Han sido 52 años de esfuerzo y dedicación al sector, de ilusión, tesón y ganas de trabajar, y tras épocas de bonanzas y crisis, se alcanzó la consolidación del negocio y la creación de un grupo de empresas dedicado a la fabricación de mobiliario para colectividades, carpintería industrial, comercialización de productos de decoración, maderas y artículos de carpintería, entre otras actividades.

Paralelamente, el compromiso de Pedro García Moya con el sector empresarial y con la defensa de la figura del empresario le ha llevado a lo largo de su vida a participar en múltiples foros y organismos, desde las negociaciones de los convenios con los sindicatos verticales, pasando por la Presidencia de organizaciones empresariales desde 1977, en que fue elegido Presidente de la Asociación de la Madera y Corcho de la Provincia de Guadalajara; hasta la vocalía en la Cámara de Comercio de Guadalajara durante 19 años, como miembro y tesorero.

Ha sido también vocal en la Asociación de la Madera de Castilla-La Mancha; vocal de la Confederación de Empresarios de Castilla-La Mancha (CECAM); y vocal de la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (CEPYME). Además, García Moya, es un hombre involucrado con la sociedad, fue alcalde de su tierra natal durante ocho años y ha dedicado toda su vida a los negocios. Desde 1998 preside CONFEMADERA, Confederación Española de Empresarios de la Madera. Hoy es su Presidente de Honor.