Duro rival para el Deportivo

De gran potencial en el juego aéreo (el año pasado hicieron al Dépor cuatro goles de cabeza en Los Pajaritos), el Numancia inició el campeonato de forma un tanto dubitativa. Ahora, con leves modificaciones en el equipo, desarrolla un juego alegre y ofensivo. “Será un partido muy duro y difícil”, augura Carlos Terrazas, entrenador del Guadalajara.
En caso de ganar, los morados sumarían su tercera victoria consecutiva en casa, y afianzarían su objetivo de hacer el Escartín un campo inexpugnable.
Sin dudas en la convocatoria (los 16 disponibles más los canteranos Gandía y Gonzalo) y a la espera de pocas sorpresas en el once que viene jugando en las últimas jornadas, la única pieza que resta al puzzle es la portería. Aunque todo indica que el recién llegado Razak Brimah se situará de inicio bajo palos.
Los pupilos de Terrazas fueron capaces de doblegar a los sorianos en el primer partido de la segunda vuelta en la campaña pasada. Mañana se verá si es posible reeditar la hombrada, lo que sin duda haría más llevadero el final del año al equipo alcarreño.