El agua, fuente de hidratación

Es ley de vida: con el paso del tiempo y a causa de los factores medio ambientales, la piel se deshidrata. La deshidratación no es un problema exclusivo de las pieles secas, afecta a todo tipo de pieles, incluidas las mixtas y grasas. Pero todos los casos tienen solución.

 El secreto es simplemente hidratar, hidratar la piel tanto desde dentro como desde fuera. Aplicar sobre la piel tratamientos con activos hidratantes, pero también con nutrientes para evitar la pérdida de agua.

El agua gran motor de la vitalidad de la piel. Hidrata, depura, refresca. Garantiza la vida celular. Es su principal alimento. Si no bebemos la suficiente cantidad de agua que nuestro organismo necesita, podemos llegar a deshidratarnos. En consecuencia las células se debilitan y no pueden realizar sus funciones correctamente.
La piel es único órgano de nuestro cuerpo en contacto directo con un entorno adverso. Constituye una barrera de protección de la capa cornea. Tiene entre un 10 y un 15 % de agua. Si este nivel de agua es inferior, la capa cornea deja de desempeñar correctamente su función de escudo físico y químico y de garantizar la elasticidad de la piel.
A estar expuesta durante horas a un ambiente muy seca  la piel se vuelve inconfortable y tirante, pierde su luminosidad y suavidad. Se muestra áspera al tacto y adquiere un aspecto acartonado debido a la deshidratación de las capas más superficiales de la epidermis. De hecho la aparición de arrugas en la epidermis, así como las finas líneas de expresión es el resultado de una hidratación deficiente.
Disfruta de los beneficios y de las texturas ligeras, refrescantes, transparentes y casi acuosas de los novedosos tratamientos hidratantes para este verano. No olvides incluirlos en tu bolsa de potingues: mascarillas, serums, cremas hidratantes, tu piel te lo agradecerá.
HIDRATANTES:
“Creme de Soins Teintee Multi Hidratante SPF 6”, de Clarins, aporta color a la tez e hidratación. La piel resplandece (39´75 euros).
“Creme Fraicheur de beaute suractive Emulsion energizante  hidraytante 24 horas”, de Nuxe. Calma la piel después de una exposición solar (32´50 euros).
“Emulsión rica hidratación duradera Be+”, de los laboratorios Cinfa. Hidrata, protege y regenera la piel gracias al aceite de onagra (18´85 euros).
MASCARILLAS:
“Moisturizing with a mask”, de Valmont. Es un autentico baño de hidratación gracias a su textura envolvente (119 euros).
“Hydra Collagenist Mascarilla intensa de alta hidratación”, de Helena Rubinstein. Es un  tratamiento ultra hidratante enriquecido que hidrata las capas más profundas de la piel (49´99 euros).
“Masque de lotus blanc”, de Kenzo. Encierra a la piel en una burbuja ayudándola a encontrar su equilibrio (85´95 euros).
SERUM:
“Hydra force suero concentrado anti-arrugas super hidratante”, de Rexaline. Es un tratamiento concentrado que recupera de forma duradera las reservas de agua de la piel (64 euros).
“Serum calmante hidratante al agua termal”, de Avene. Es un tratamiento intensivo que calma e hidrata las pieles sensibles (22 euros).
“Serum Marin Au zooplancton”, de Selvert Thermal regenera y revitaliza gracias a sus principios activos marinos.

Por Esperanza de Juan