El alcalde de Cabanillas desmiente que haya contratado un asesor económico aunque no descarta hacerlo

“La información suministrada por el Partido Socialista es incierta y ha sido manipulada a su conveniencia”, ha afirmado Celada, que explica que no se ha producido la contratación de ningún asesor porque entre otras cosas, afirma, “No habría dinero para pagarle sus servicios ya que la situación en la que ha dejado el Ayuntamiento el PSOE es para echarse a temblar”.

Consultado sobre si es cierto que mediante un decreto de alcaldía se habría aprobado una partida de 100.000 euros para asesores económicos a lo largo de la legislatura, el Alcalde ha sido enfático en afirmar que ha propuesto al Pleno la aprobación de una asignación de 25.000 euros anuales para la contratación de un titulado universitario en el grado de licenciado  en calidad de personal eventual, que en vista de la situación encontrada, falta de contabilidad de los 3 últimos ejercicios, facturas en carpetas impagadas y sin orden ni concierto y varias sorpresas mas, nos ayude a resolver el enorme atasco  económico y administrativo en que nos dejó el anterior equipo de gobierno socialista, y así atajar las funestas consecuencias que nos trae ahora como el apercibimiento por parte del Ministerio de Economía y Hacienda de la retención de la participación en los tributos del Estado, fuente importante y básica de ingresos del Ayuntamiento.
Jaime Celada negó que se haya contratado a ese asesor ni que se vaya a hacer próximamente, pero afirmó que no descarta hacerlo en el futuro en caso de ver que su ayuda se hiciese imprescindible para la puesta al día y el buen funcionamiento del municipio, razón que prima sobre cualquier otra. La propuesta hecha al Pleno es simplemente dotar la partida presupuestaria correspondiente, no existe ningún Decreto de alcaldía nombrando a un asesor, como afirma el portavoz socialista.
“El PSOE, afirmó Celada, “no quiere reconocer que ha dejado al Ayuntamiento de Cabanillas prácticamente en la bancarrota con una deuda millonaria producto de una pésima gestión y un derroche sin medida del dinero de todos los ciudadanos. Para hincar el diente a este problema harían falta no uno sino  varios asesores y expertos, sin embargo no contamos con los recursos suficientes para acudir a ellos, así que el único recurso con el que vamos a contar es nuestra dedicación y trabajo, la suerte de contar con un gran equipo de técnicos y apretarse aun más el cinturón.