El Alcalde visita los trabajos de mejora de la calle Castellón

La primera fase de los trabajos, consistente en la reparación de la acera y construcción de una rampa accesible en dicha calle, ya ha concluido con éxito. Dicha actuación, presupuestada en 48.000 euros, era muy reivindicada por los vecinos de la zona, que ya han trasladado al Ayuntamiento su satisfacción. Incluida en el Plan Municipal de Mejora de las aceras de los barrios de la capital, ha supuesto que ahora sí cumpla con el Código de Accesibilidad de Castilla-La Mancha, relativo a la eliminación de barreras arquitectónicas. Las obras se han desarrollado sobre una superficie total de 300 metros cuadrados. La empresa encargada de las mismas ha sido Grupo Ballesteros.

Una vez terminada esta primera fase, el Ayuntamiento ha procedido a acometer la segunda, consistente en la ejecución de un paseo pavimentado en el parque situado en la calle Castellón.

Tal y como explica el Alcalde, Antonio Román, “la actuación en esta zona era necesaria porque este paseo es muy transitado al unir dos grandes arterias de la ciudad como la Avenida de Barcelona y la calle Zaragoza. El firme, de arena de miga, hace que en días de lluvia sea prácticamente intransitable. Por eso, hemos decidido actuar”.

El Ayuntamiento realizará una pavimentación del paseo central utilizando los bordillos existentes y se realizarán tres puntos de recogidas de aguas: uno en la parte superior, junto a la calle Zaragoza, otro en la parte central, junto a la zona de juegos infantiles, y otro más en la parte inferior, donde se realizará la conexión a la red de saneamiento general. El pavimento proyectado será con hormigón en masa fratasado rayado en color cuero.

El presupuesto de esta actuación asciende a los 58.978 euros y el plazo de ejecución de los trabajos es de 60 días.