El Ayuntamiento completa su Plan Social de Empleo con la contratación de otras 14 desempleados

marchamalo_empleo040314Ya han comenzado a trabajar otros 14 nuevos trabajadores en el marco del primer Plan Social de Empleo organizado por el Ayuntamiento de Marchamalo, sacado adelante únicamente con fondos propios para poder llegar a realizar 56 contrataciones entre los vecinos desempleados y sin ingresos de la localidad. Éstos son los últimos contratos del año, que permitirán trabajar durante tres meses a los beneficiarios, con la posibilidad de recuperar después su prestación por desempleo.
De estos últimos contratados, 13 de ellos corresponden a puestos de peón de servicios múltiples, a jornada completa y cobrando el equivalente al salario mínimo interprofesional, además de otro como auxiliar administrativo, que llevará a cabo labores de apoyo en el Biblioteca Municipal, y otro más formalizado el mes pasado para una plaza de animadora sociocultural para el Espacio Joven. Con ello se pretende intentar paliar algunas de las situaciones más perentorias detectadas entre quienes más sufren la crisis económica.
Estos 13 nuevos empleados sustituirán a los anteriores en materia de limpieza viaria y de jardinería, siendo estas labores donde más apoyo precisan los trabajadores municipales de la Brigada Municipal. Ésta es otra de las razones, el refuerzo de mano de obra, por las que el consistorio gallardo ha invertido este año cerca de 200.000 euros procedentes del remanente de tesorería del 2013 para su primer Plan Social de Empleo, debido a la total ausencia de inversión de la Junta de Comunidades en esta materia, pese a ser de su competencia.
Tanto es así que, de cara el Presupuesto Municipal para el 2015, en el que ya trabaja el equipo de gobierno socialista, se incluirá una partida con una dotación económica de, al menos, la misma cuantía para el que será la segunda iniciativa municipal de estas características, siempre con el objetivo de luchar contra las terribles consecuencias derivadas de una elevada tasa de desempleo, el recorte en las prestaciones que reciben los desempleados y un porcentaje creciente de aquellos que ya ni siquiera cuentan con ayuda alguna.
Rafael Esteban, Alcalde de Marchamalo, ha enfatizado las posibilidades que las administraciones tienen para llevar a cabo medidas como ésta, “mientras vemos que las cifras del paro vuelven a subir en Guadalajara, algunos estamos demostrando que las administraciones públicas podemos intentar paliar las situaciones de mayor emergencia de forma directa, aunque sea sin ayuda de la Junta, pese a ser su competencia, cuando solo hablamos de dar a la gente que más tiempo lleva parada una oportunidad de trabajar y ganarse el pan”.