El Ayuntamiento de El Casar subvencionará el 20% del transporte escolar en las urbanizaciones El Coto y Arenales

Marta Abádez hizo mención del acuerdo con los padres a fin de subvencionar el 20% del coste del billete. Conocida la decisión adoptada por la Junta de Comunidades de Castilla la Mancha de suprimir el transporte escolar a aquellos centros de Educación Secundaria en los que los alumnos tengan que recorrer una distancia inferior a cinco kilómetros, el Ayuntamiento de El Casar se puso en movimiento rápidamente a fin de buscar soluciones a este asunto. El Casar se veía afectado con la suspensión de todas las rutas escolares a los IES, pero tras conversaciones sostenidas directamente por el alcalde, Pablo Sánz, con la Delegada de Educación, el municipio se ha visto afectado únicamente en la ruta de El Coto – Arenales.
Tras la preocupación manifiesta por parte de los AMPAS así como por el  Ayuntamiento, ambos entablan las conversaciones oportunas para poder poner solución de la manera más satisfactoria para todas las partes implicadas. Una vez que se ha conocido la cifra aproximada de alumnos con necesidad de transporte escolar en El Coto y Arenales, el Ayuntamiento ha llegado a un acuerdo, que desde la Concejalía de Educación se califica de “bastante asequible” para los padres de los alumnos afectados, dado que estaría muy por debajo del coste del propio transporte urbano.
Pablo Sánz ha señalado también que el Ayuntamiento “solidarizándose con el esfuerzo económico que esta situación representa para las familias”, va ha financiar un 20% de dicho coste, por lo que el billete  diario quedaría reducido en torno a 1,30 euros ida/vuelta, o lo que es lo mismo 26 euros al mes por alumno.
Este precio se ha calculado para un mínimo de aproximadamente setenta alumnos, que en caso de aumentar contribuiría a la rebaja del precio, siendo las propias AMPAS las que se encargarían de establecer el procedimiento con el contratista.
Desde este Ayuntamiento se ha recomendado en la reunión celebrada este jueves con las AMPAS de ambos institutos que pongan en marcha la operativa a la mayor brevedad posible, tanto con el contratista como con los padres de los alumnos, recomendando que se haga mediante abonos trimestrales para garantizar la continuidad del servicio.