El Ayuntamiento de Guadalajara anuncia un Plan de Ajuste que pasa por revisar impuestos, enajenar bienes y congelar plantilla

En el tema de ayudas para servicios como el autobús urbano se tendrá en cuenta el nivel de renta.

Además, el alcalde ha anunciado la congelación de la plantilla municipal a excepción de la plantilla de la Policía y de Bomberos, donde se cubrirán las bajas por jubilación o enfermedad. También está previsto revisar todas las interinidades y comisioines de servicio. También se prevé revisar también el seguro médico privado que tienen los trabajadores del Consistorio al margen de la Seguridad Social y que supone al Consistorio un coste superior a los 600.000. Este gasto se racionalizará también.
Al margen, se van a reducir el gasto en comidas, en teléfono y la asignación a los grupos.