El Ayuntamiento de Horche construye un aparcamiento de vehículos en la entrada del pueblo para aliviar el tráfico en el casco antiguo

horche230814El Ayuntamiento de Horche ha utilizado dos parcelas resultantes de la urbanización Eras de la Cañada para habilitar un aparcamiento público gratuito en la entrada del municipio. Se trata de un espacio con capacidad para 45 vehículos, con entrada desde la calle Cañada, una de las vías de comunicación y de acceso más importantes del pueblo, con tránsito frecuente, ya que se trata de una de las entradas a la Plaza Mayor y a la Plaza de Toros.
Al ser un espacio próximo a dos lugares públicos de especial concurrencia en fines de semana y festivos, esta actuación permitirá organizar y facilitar el aparcamiento en las vías públicas municipales. Al mismo tiempo es una alternativa al aparcamiento de vehículos en la plaza, prohibido durante el fin de semana. “Pretendemos que mejore el tránsito en el pueblo, que haya más plazas de aparcamiento y que todo aquel que quiera acceder a la Plaza Mayor los viernes, los sábados o los domingos tenga un lugar cercano y cómodo para dejar el coche y moverse por el pueblo”, asegura Juan Manuel Moral, alcalde de Horche.

El espacio habilitado por el Ayuntamiento se encuentra a menos de 100 metros de la Plaza Mayor y cuenta con una comunicación rápida y directa con el Paseo de la Virgen, la principal vía de acceso al municipio y a su centro urbano.  El aparcamiento se ha construido a base de hormigón y aglomerado en las calzadas, y de baldosas de cemento y hormigón en las aceras. Ambos materiales son de carácter permeable y permitirán las filtraciones de agua al terreno y la utilización racional del agua, procurando garantizar un riego natural, eficaz  y autosuficiente que reduzca el consumo y el mantenimiento de las zonas verdes generadas. Al mismo tiempo se han colocado varios puntos de luz que garantizan la visión y la seguridad en horario nocturno.
La acumulación de vehículos en el casco antiguo de Horche, sobre todo en los fines de semana, ha ido a más en los últimos años. El aumento de la población y de las visitas turísticas, así como la generalizada utilización del coche causa problemas en el tráfico urbano, debido sobre todo a las características de las calles de Horche, estrechas y con pendientes pronunciadas. Esta actuación descongestionará el tránsito rodado y facilitará el día a día de los peatones.