El Ayuntamiento de Trillo y Ecoaventura firman un contrato por cinco años para la explotación del Complejo Turístico “El Colvillo”

“Al comienzo de la legislatura nuestro equipo de gobierno se encontró unas instalaciones en desuso, que nunca habían cumplido con el fin para el que fueron construidas. Por esta razón pusimos todo el empeño en convertirlas en lo que deben ser: un referente turístico de nuestro pueblo y su comarca que componen una zona con un potencial enorme en este sentido que estamos decididos a desarrollar”, afirma Francisco Moreno, alcalde de Trillo. Con este objetivo, la firma del contrato vincula a Ayuntamiento y Ecoaventura hasta el año 2016 en un periodo que, si hay acuerdo por ambas partes, podría prorrogarse otros dos años más. “Hemos invertido mucho esfuerzo y realizado incontables gestiones para que llegase el día en el que El Colvillo pudiera ser calificado de forma efectiva como Complejo Turístico por primera vez desde su construcción”, prosigue Moreno.
La adjudicación provisional del contrato se produjo en el Pleno Ordinario celebrado el día 6 de octubre pasado. Pasó a ser definitiva en una sesión extraordinaria que tuvo lugar el 30 de noviembre. Después de que se han cumplido los plazos administrativos preceptivos de publicidad, han sido el alcalde de Trillo y Juan Luis Pajares, director general de Ecoaventura quienes han ratificado con su firma los términos del acuerdo. Una de sus clausulas tiene que ver con la generación de empleo local, puesto que la empresa guadalajareña ha adquirido el compromiso de  priorizar la contratación de trabajadores en situación de desempleo empadronados en Trillo para la explotación del Complejo Turístico.
Ahora, la puesta en servicio efectiva de la instalación depende únicamente de pequeños remates, mejoras y limpieza efectiva de todo el Complejo que el Ayuntamiento se han comprometido a finalizar en un plazo máximo de dos meses, “con lo que en marzo El Colvillo podría recibir a los primeros turistas”, dice Moreno, en una aseveración que valida igualmente el director de Ecoaventura: “De forma paralela a la labor de adecuación que ya ha iniciado el Ayuntamiento, nosotros comenzamos hoy a trabajar en la parte que nos toca habilitando zonas de ocio para diferentes actividades como el tiro con arco o el paint ball, iniciando los procesos de selección y contratación de personal u otras, de forma que, si recepcionamos el complejo en marzo, al día siguiente pueda estar abierto al público”, asegura. La empresa guadalajareña, que atesora una gran experiencia en la explotación del ocio en toda su extensión, publicitará el Complejo mediante una web específica www.turismoelcolvillo.es que será visible a mediados de febrero y también pondrá a disposición del complejo turístico su amplia cartera de clientes.
Juan Luis Pajares cree que el Complejo está en una ubicación inmejorable. “Tiene un atractivo natural evidente, Trillo es la puerta del Alto Tajo, pero es que además El Colvillo reúne una combinación idónea de extensión de terreno e instalaciones de primer nivel”, opina. “La cercanía del agua del Tajo nos abre la posibilidad de las actividades acuáticas en toda su extensión.  El Colvillo puede prestar un servicio de ocio completo para públicos muy heterogéneos en cuanto a edad, capacidad económica o estilos de vida”, prosigue. La complementariedad con instalaciones como la del Real Balneario de Carlos III, de la que sólo le separa un puente sobre el río o la posibilidad de explotación de las instalaciones desde diferentes ángulos en todas las épocas del año, son factores adicionales que han decidido a los responsables de Ecoaventura a apostar por el proyecto.
Sobre el Complejo Turístico de El Colvillo
El Colvillo tiene un espacio de más de 150.000 metros cuadrados en los que se ha respetado el medio ambiente, integrando los elementos del ocio, ecología y río Tajo en sólo uno. Se trata de contar con las máximas ventajas de la naturaleza, sin olvidar las comodidades propias de un Centro Turístico.
Los edificios, que albergan las viviendas rurales, fueron remodelados por el Ayuntamiento en el año 2002 empleando materiales tradicionales autóctonos, en donde la piedra y la madera son elementos clave. Los edificios destinados a viviendas rurales albergan un total de 24 apartamentos completamente independientes, equipados con salón con chimenea, cocina, zona de estar, cuarto de baño, calefacción y agua caliente. Estas viviendas-apartamento tienen una capacidad de 2 a 7 personas. El ‘lujo’ se completa con una terraza-jardín individual, en alguna de ellas.
Distribuidos por el Complejo hay también cuatro módulos de aseos comunes y privados, zona de fregaderos, etc. Tampoco se olvidó en su construcción la práctica de actividades deportivas. Dentro de El Colvillo se podrán contratar actividades deportivas en las instalaciones cercanas del Campo de Tiro, Rutas a Caballo, Piragüismo o el Coto de Pesca Intensivo de Trillo. El Colvillo se completa con 70 parcelas para tiendas de acampada de 44 metros cuadrados cada una de ellas. Todas tienen acceso urbanizado para vehículos y están perfectamente equipadas con tomas de agua, luz y saneamiento.