El ayuntamiento de Yebes activa su plan de viabilidad invernal

La Concejalía de Infraestructuras ha distribuido sacos de sal entre las comunidades de propietarios de Valdeluz para que, en caso necesario, sea esparcida en las aceras perimetrales y en las rampas de acceso a los  garajes. El ayuntamiento ha movilizado a la mitad de la plantilla municipal y establecido turnos de disponibilidad para las 24 horas del día si la situación lo requiere.

El grueso de este contingente tiene la base de operaciones en el casco urbano de Yebes, desde donde se coordinarán las posibles acciones. El parque móvil municipal dispone de una furgoneta Pickup
equipada con una cuña quitanieves y esparcidor de sal, y un vehículo dumper con tolva. Este
dispositivo se ha reforzado con la contratación de los servicios de una empresa externa, que cuenta
con un tractor quitanieves provisto de esparcidor para actuaciones en carretera y vías públicas.

Ubicado en plena comarca de La Alcarria, Yebes está situado a 877 metros de altitud y la superficie
del término municipal es de 17,4 km2. El núcleo urbano de Valdeluz, que tiene 1’34 km2, se encuentra a 911 metros sobre el nivel del mar y el Centro Astronómico de Yebes se sitúa en la cota 916 m. El Plan de Emergencia Municipal de Yebes (PEMY) advierte que el municipio se ve afectado por ‘nevadas irregulares’ durante la época invernal. De forma ocasional, ‘acontecen fenómenos de grandes nevadas con ventisqueros en las zonas más llanas en altura’, lo que puede provocar problemas de comunicación.

En el marco de este plan de vialidad, el Ayuntamiento de Yebes ha procedido a reparar los
desperfectos de las casetas municipales de mantenimiento invernal que se localizan en Valdeluz y
cuyas puertas habían sido vandalizadas. Vidal Gaitán sugiere que, pese a que se han activado la
totalidad de los recursos disponibles, en caso de producirse un fenómeno adverso de carácter
excepcional como la nevada que cayó el 9 de enero de 2009 sobre la provincia de Guadalajara, con
espesores superiores a los 30 centímetros, “el dispositivo municipal sería insuficiente para hacer
frente a las dificultades propias de un temporal de esa magnitud, por lo que requeriríamos el apoyo
de los medios con que cuenta el Ministerio de Fomento en el caso de la carretera N-320 y de la
Diputación Provincial para despejar los acceso al casco urbano a través de la GU-205”, precisa el
concejal de Infraestructuras.
Las nevadas registradas en el municipio de Yebes acostumbran a ser de poca importancia en zonas
habitadas y no son persistentes, tal y como determina el Plan de Emergencia Municipal, que será
aprobado por el Pleno de forma inminente. Los mayores problemas derivados de estos episodios son la
congelación de conducciones, carreteras y tráfico. En contadas ocasiones ha  sido  necesario
suspender las  clases en  centros educativos por encontrarse las rutas de transporte escolar
impracticables. Las olas de frío son ocasionales y están relacionadas con vientos ciclónicos del
Norte, por lo que muchos días del invierno se superan temperaturas mínimas de -10º C.

La probabilidad del fenómeno de nevadas se incrementa sobre todo en los meses de diciembre y en la
primera quincena de enero. Es puntual y se acompaña de fuertes vientos, especialmente por  la 
noche y  el  amanecer. Los  umbrales estimados para  el  término municipal de Yebes oscilan entre
los diez y 15 centímetros de espesor. La formación de placas de hielo en las vías de comunicación
es frecuente y provoca un aumento del riesgo de accidentes de tráfico, en especial, en los días
posteriores a una nevada, compactándose la nieve y desarrollando placas en la vía pública y en
carretera.