El ayuntamiento despide a los niños saharauis y ucranianos de vacaciones en la capital

En su breve alocución, Juan Antonio de las Heras agradeció a las familias de Guadalajara su solidaridad “por abrir sus puertas a estos niños y que olviden durante unas semanas las dificultades y penurias que sufren durante el año”.

Tanto los niños del Sahara como de Ucrania han pasado casi 2 meses en Guadalajara. A través del Programa Vacaciones en Paz 53 niños saharauis han sido acogidos por familias de Guadalajara y por medio del Programa Vacaciones Saludables 15 niños de Ucrania. Los niños de Ucrania tienen entre 9 y 15 años y, en alguna medida, sufren las consecuencias de la explosión de la Central Nuclear de Chernobil hace ahora 25 años.

Pedro Cano, presidente de AFAN, agradeció en su intervención la acogida dispensada por el Ayuntamiento “única institución que nos ha quedado para ayudarnos” así como a las familias de acogida “sin cuya solidaridad hubiera sido imposible que estos niños estuvieran en Guadalajara”.

Socorro Barrena, en nombre de la Asociación de Amigos del Pueblo, Saharaui también agradeció al Ayuntamiento la organización de este acto y se lamentó de que “la crisis haya hecho disminuir el número de familias que han podido acoger a niños. Otros años, en actos como este he visto a niños que no cabían en los bancos. En fin, espero que pase pronto esta crisis y pronto volvamos a recuperar los niveles de acogida que hemos tenido anteriormente”.