El Ayuntamiento gallardo ajusta las tasas de sus servicios deportivos y de atención a la infancia ante la ausencia de subvenciones

La sesión fue breve, imperando la unanimidad en la práctica totalidad de los puntos del orden del día, a excepción del que reflejaba el ajuste de las tasas por prestación de servicios deportivos o alquiler de instalaciones, a la cual se opuso el PP argumentando que el actual no era el momento adecuado para ello. En este asunto radicó la polémica, ya que el PSOE, a través de su portavoz, Manuel Andradas, subrayó que el objetivo no es otro que reducir parcialmente las importantes diferencias que existen entre el coste real del servicio y lo que se repercute de manera directa al usuario ante la necesidad que existe de ajustar los costes por la prestación de los servicios, prioridad para el equipo de gobierno antes que el cierre de ninguno de ellos.

El Alcalde, Rafael Esteban, dijo no comprender el posicionamiento del Grupo Popular de Marchamalo, ya que “sí apoyan el incremento del IRPF, las tasas universitarias o el copago farmacéutico impuestos por su partido en el Gobierno, pero les parece mal que intentemos reducir el déficit en la prestación de los servicios deportivos”, lo que dijo resultarle “paradójico”. El ajuste en las tasas por uso de instalaciones o servicios deportivos municipales afectará a todas las cuotas establecidas de cara al próximo curso, aunque lo hará de forma más sensible en el alquiler de las mismas por parte de particulares o para disfrutar de aquellas actividades que requieran la asistencia de un monitor especializado. En el caso de los abonos por el uso de espacios deportivos, el cambio será apenas perceptible.
La modificación de tasas también afectará a otro tipo de servicios, en este caso los programas de educación especial, como la Escuela de Adultos, o de dinamización para niños y jóvenes, como el Campamento Urbano, dado que la Junta de Comunidades ha retirado las subvenciones correspondiente al Plan Concertado para los Servicios Sociales de la región, mermando la capacidad de los municipios para poder ofrecer programas de calidad y con una diversidad suficiente para absorber la demanda social actual.
Otra de las ordenanzas modificadas fue la que regula la Vivienda de Mayores del municipio, que hubo de ajustarse a la legislación regional actual, eliminando también algunos de los servicios que antes se prestaban en ella y que ahora se llevan a cabo en el Centro de Mayores ‘Las Fuentes’. Además, se estableció un mínimo para las aportaciones mensuales que deben hacer sus usuarios para poder disfrutar una plaza en la Vivienda de Mayores, estableciendo esta cuota en 100 euros para aquellos usuarios cuyos ingresos sean iguales o inferiores a la pensión no contributiva.

APROBADA LA CREACIÓN DE DOS LICENCIAS DE TAXI

La novedad más relevante que dejó el pleno de ayer fue la aprobación del Reglamento Regulador del Servicio Público de Autotaxis en Marchamalo y la creación de dos licencias para la prestación del mencionado servicio en el municipio, lo que supone una novedad relevante en el abanico de servicios públicos disponibles para los marchamaleros. Una vez aprobado el reglamento y la creación de estas dos licencias por unanimidad, las mismas saldrán a licitación pública una vez se cumplan los trámites administrativos pertinentes y se cumpla el plazo de tiempo estipulado para la publicación de dicho reglamento y la recepción de posibles alegaciones. Este servicio permitirá cubrir una demanda presente entre los vecinos del municipio y las empresas del Polígono Industrial del Henares desde hace tiempo, además de proporcionar nuevas posibilidades de empleo.