El Ayuntamiento se suma a la Campaña Especial de la DGT sobre Control de Transporte Escolar

El Ayuntamiento de Guadalajara se ha sumado a la Campaña Especial sobre Control de Transporte Escolar que lanza la Dirección General de Tráfico. Esta es la segunda ocasión en pocos meses que el Ayuntamiento, a través de la Concejalía de Tráfico y Seguridad Ciudadana, se une a esta Campaña de la DGT que tiene como objetivo fundamental comprobar que todos los vehículos dedicados al transporte escolar y de menores cumplen con todos los requisitos legales establecidos tanto en la normas legislativas del Estado como en la Ordenanza Municipal Reguladora del Servicio de Transporte Escolar de Carácter Urbano de Guadalajara.

La campaña comienza el próximo lunes, día 25, y finalizará el domingo, día 3 de marzo. En el transcurso de la misma se realizarán inspecciones sobre los vehículos (autorizaciones y documentos, condiciones técnicas y elementos de seguridad, cinturones y sistemas de retención) y sobre los conductores (permiso de conducción, tiempos de conducción y descansos), especialmente en carreteras convencionales y en vías urbanas.

Según datos de la DGT, El autobús es el sistema más utilizado en el transporte de niños para ir al colegio. Aunque los datos de siniestralidad reflejan que este es un sector seguro, la DGT insiste en que La seguridad es la máxima prioridad y señalan que El 90% de los accidentes que se producen durante el transporte escolar tienen lugar en el momento de subir o bajar del vehículo, o justo en los instantes inmediatos, y en muchos casos se trata de atropellos causados por una distracción del menor, del conductor del transporte escolar o de los padres.

El Concejal de Seguridad, Armengol Engonga, señala que durante la campaña anterior, celebrada en el mes de noviembre del pasado año, se controlaron por parte de la Policía Local un total de 16 vehículos dedicados al transporte escolar y de menores. Ninguno de ellos fue denunciado.

Armengol Engonga lanza también un llamamiento a los padres: “El transporte escolar está sometido a una serie de normas de cuyo cumplimiento depende en muchos casos la seguridad de sus hijos. Los padres están en el derecho de exigirlas a través de los centros educativos o las asociaciones de padres que se encargan de contratar las rutas”.