El Barranco del Alamín ya luce nueva reforma

El Teniente de Alcalde, Jaime Carnicero, y el Concejal de Medio Ambiente, Francisco Úbeda, han presentado esta mañana el resultado de estos trabajos de reforma de los 41 vasos que conforman la lámina del canal. “Era una reivindicación que nos venían realizando los vecinos tanto en los consejos de barrio como a través del buzón de sugerencias y a la que el Ayuntamiento de Guadalajara ha querido dar una solución”, ha señalado el edil Jaime Carnicero.

Las obras ejecutadas por la empresa Construcciones Enrique Jiménez Murillo, que se iniciaron en marzo y han consistido en la colocación de una losa de hormigón en toda la extensión del canal, casi 1.500 metros de longitud desde el Puente de las Infantas hasta el final del Parque Lineal, además realizar desagües en todos los vasos que conforman la canalización para favorecer el vaciado de los mismos por gravedad. “Se ha realizado un cambio integral de toda la lámina con una losa nueva de unos 10 centímetros de espesor que conforman 12.000 metros cuadrados de superficie”, ha detallado el edil responsable de Obras, Jaime Carnicero.

A estos trabajos definidos en el proyecto diseñado por el Ayuntamiento, hay que añadir, como ha explicado el edil Jaime Carnicero, las ocho propuestas de mejora que comprometió la empresa adjudicataria entre las que destacan la instalación de un sistema de recirculación del agua desde el último vaso a la cabecera del canal, la colocación de dos tuberías de impulsión para el bombeo de agua en la urbanización de El Fuerte y la zona del lavadero, así como los esfuerzos que se han dirigido para mantener la sujeción de taludes y nivelación de los azudes de los vasos. Finalmente, esta reforma integral incluye la recuperación de un géiser, inutilizado durante décadas y que ya estaba situado en la cabecera del canal, como elemento ornamental y la instalación de aireadores en los vasos donde se ubicarán los patos que tienen el Barranco del Alamín como su hábitat natural con el objetivo de mejorar la calidad del agua.

“Desde que comenzaron los trabajos en marzo, desaparecieron los olores. Con la losa nueva de hormigón y mejoras como la recirculación del agua, se solucionará el problema de los olores. Es una obra importante que está finalizando sus trabajos. Estamos satisfechos porque vamos a poder disfrutar de una lámina sin ningún tipo de problemas”, ha asegurado Carnicero.

Hay que recordar que el importe de adjudicación de esta obra de sustitución de la losa de hormigón en el canal del Parque Fluvial del Alamín ascendió a 732.000 euros, una inversión que todavía es mayor, alcanza 1.389.850 euros, si le añadimos el importe total de las mejoras presentadas por la empresa que suman 657.850 euros.

En pocos días, el agua volverá a circular por el canal del Barranco del Alamín ya que los últimos trabajos que quedan por ejecutarse, situar una caseta con las bombas de impulsión de agua, está previsto que finalicen antes de que acabe el mes de octubre.