El BM Azuqueca se trae un empate de Daimiel (28-28)

Los sesenta minutos del partido siguieron prácticamente la misma tónica, los dos conjuntos mostraban una gran efectividad, de tal manera que ninguno de los dos se despegaba del contrario de más de tres goles. El equipo rojinegro como ya es habitual últimamente, basaba su juego en una defensa muy segura, y que en esta ocasión se completaba con un ataque muy trabajado, buscando sin prisa la posibilidad de buenos lanzamientos. Los de Daimiel, a pesar de la buena defensa azudense, agotaban sus ataques al máximo para materializarlos con buenas penetraciones, sin dejar escapar al equipo local. A pesar de que en los comienzos del encuentro los de Azuqueca tomaron una pequeña ventaja, en el minuto veinte el marcador mostraba un empate a 11. Sin embargo los últimos minutos de la primera mitad fueron de nuevo para los locales, que llegaron al descanso con una ventaja de tres goles, debido sobre todo a la constancia en la intensidad defensiva.
La segunda mitad siguió el mismo curso, pero con un Bm Azuqueca que en los primeros instantes no supo mantener la templanza para seguir con ventaja en el marcador. El equipo visitante empezó a utilizar los lanzamientos exteriores para romper la defensa local, y lo fue consiguiendo, de tal manera que lograba de nuevo poner el empate en el marcador en el minuto cuarenta.  A partir de ahí, varios fallos tanto en ataque como en defensa por parte de los locales cambiaron el rumbo del partido, y los visitantes se encontraron a falta de diez minutos con una ventaja de tres goles. A diferencia de otras ocasiones, los de Azuqueca se mantuvieron firmes y seguros en su juego, y de nuevo apoyados en la gran defensa consiguieron remontar en el marcador, hasta que a falta de algo más de un minuto se colocaban con los mismos goles que sus rivales pero sin la posesión del balón. Después de un tiempo muerto solicitado por los visitantes, los azudenses defendieron ese ataque decisivo, robaron el balón y aún tuvieron otro ataque para conseguir la victoria, que terminó con un balón al palo que dejaba el partido en empate a 28 goles.
El partido deja muy buenas sensaciones de la actitud y el juego mostrado por los azudenses, y vuelve a demostrar que los resultados de la primera vuelta son para olvidar, y que en los partidos que quedan se pueden obtener más victorias.