El Buero Vallejo acoge la exposición “Un Monumento Para Juan Pablo II”

El Alcalde de Guadalajara se ha interesado por el proceso de creación de esta escultura realizada en bronce que pesará 300 kilogramos y medirá 2 metros. La obra de Oscar Alvariño representa a Juan Pablo II con las manos abiertas al mundo en una imagen muy plástica, veraz y con gran parecido físico al fallecido Papa y hoy Beato de la Iglesia Católica que celebraba su festividad litúrgica hace escasas fechas, concretamente el pasado día 22.

La muestra estará abierta al público hasta el día 4 de noviembre, de lunes a viernes entre las 19:00 y las 21:00 horas. La exposición incluye una reproducción a tamaño reducido de lo que será la estatua definitiva así como vídeos y fotografías de todo el proceso de creación de esta obra artística.

A preguntas de los periodistas, el Alcalde de Guadalajara señaló que “esta escultura viene a completar aquella moción aprobada por unanimidad de todos los grupos políticos –PP, PSOE e IU- siendo alcalde Jesús Alique en la se dedicaba una calle de la ciudad a esta gran persona y gran Papa como fue Juan Pablo II”. Antonio Román subrayó que “con posterioridad se decidió erigir también un monumento que reflejara alguno de los valores y virtudes del Beato Juan Pablo II y que representa el homenaje de la ciudad de Guadalajara a una persona admirada y respetada por cristianos y no cristianos y que tuvo una intervención decisiva en muchos de los acontecimientos históricos del último cuarto del siglo XX”.

Oscar Alvariño, por su parte, explicó el proceso de creación del monumento a Juan Pablo II y el estado en el que se encuentra. Si no sucede nada adverso la escultura podría inaugurarse antes de finalizar este año.

Para crear, modelar y construir esta escultura el autor ha tenido en cuenta “todos los aspectos de un personaje que era muy humano y muy cercano a todos. No he tratado de coger una fotografía determinada de un momento concreto sino que he realizado un estudio de su personalidad para captar su esencia y evocar la figura de un persona clave en la reciente historia mundial pero que, a su vez, era muy sencillo, humano y con una sonrisa capaz de atraer a los más jóvenes”.