El Campo de fútbol de El Robledal trillano estrenará césped artificial esta temporada

En primer lugar, para evitar desprendimientos, fue necesaria la construcción de un muro de contención de tierras. El área de esta actuación limita al Norte con las piscinas, al Este con la carretera de acceso al campo de fútbol y al Oeste con la valla limítrofe con el río Tajo y al Sur con el acceso al campo de fútbol. El vial de acceso se eleva por encima del terreno de juego y se prolonga cogiendo cota y elevándose sobre un lateral  del campo. Para la realización del proyecto de renovación del firme deportivo era necesario resolver adecuadamente el desnivel existente por motivos de seguridad y accesibilidad. El resultado de las obras es un muro de contención ajardinado de algo más de cien metros de largo y de nueve de altura que se verá mejorado estéticamente con la incorporación de la cubierta  vegetal.

La presencia en la plataforma inferior del muro del campo de fútbol, con su zona de estancia, genera un espacio agradable y con separación física con el paso de vehículos por el vial superior. Igualmente ahora, la reubicación y adaptación de mobiliario urbano permite una franja libre de paso de 1,50 metros. Las obras las ha ejecutado la constructora ASYCAR por un importe global de 132.417,04 euros más IVA. Terminaron en el mes de julio.

De forma paralela a la ejecución del muro, el Ayuntamiento inició también el proceso administrativo, ya culminado con la adjudicación de la obra, de la instalación del césped artificial. La solución adoptada  consiste en la remodelación del actual campo de tierra de albero por una nueva instalación en acabado en césped artificial, manteniendo su orientación. El nuevo campo de fútbol de césped artificial, se ha proyectado con unas dimensiones de 105 metros de largo y 63 metros de ancho total, dejando unas bandas de protección en los fondos de 2,5 metros y 1,5 metros en cada una de las bandas. De este modo, las dimensiones del interior del terreno de juego serán de 100 x 60 m.

El nuevo campo de césped artificial tendrá como base una capa de zahorra artificial de 20 centímetros de espesor, sobre la cual se instalará una lámina impermeable a base de polipropileno, formando una superficie con pendiente a dos aguas hacia las bandas, firme sobre el que se realizará la instalación del césped artificial. El campo de fútbol quedará dotado con un sistema de drenaje de aguas pluviales consistente en la instalación de canaleta en las dos bandas que recogerá las pluviales.

El nuevo terreno de juego también contará con un sistema de riego compuesto por 8 turbinas
emergentes de 38 m de alcance alimentado por un depósito acumulador de agua de 15.000 litros, que se usará de manera conjunta para los juegos infantiles del agua, y un sistema de bombeo compuesto por una electrobomba sumergible de 17 a 20 CV. De forma paralela el Ayuntamiento va a acometer en el mismo proyecto la renovación de la iluminación del campo. Las obras han sido adjudicadas ya a la UTE que componen las empresas Construcciones Jaen Vallés SL e Iniciativas para Construcción y Obra Civil SL. El importe de adjudicación fue de 393.417,04 euros más IVA.