El Carnaval marchamalero se concentra en sus dos principales citas, el desfile infantil del sábado y el Entierro de la Sardina

Entre disfraces de todos los tipos, el recorrido del pasacalles repetirá destino en el pabellón cubierto del Complejo Deportivo ‘Llanos Manrique’ tras el éxito de ediciones anteriores y ante unas condiciones climatológicas poco halagüeñas para la realización de espectáculos al aire libre.

Será allí donde se lleve a cabo un modesto espectáculo infantil que hará las delicias de los más pequeños, contando con la participación de algunos de sus favoritos personajes de la televisión, además del habitual reparto de golosinas para aquellos que se animen a ir disfrazados. La representación, de una hora de duración, pondrá sobre el escenario a Genny y sus amigos, un grupo de payasos, dinosaurios, el Robotito Cilindron y la estrella del evento, el gato Garfield.

El Carnaval quedará de este modo concentrado a las dos principales fechas del festejo tradicional, como en la pasada edición, finalizando con una jornada reservada para todos los públicos, la celebración del Entierro de la Sardina el miércoles de la próxima semana, día 22 de marzo. Con este pintoresco acto se pondrá punto final a la festividad de Don Carnal como corresponde, sacando en procesión a la sardina antes de que arda presa de las llamas.

Dulzaineros y plañideras  acompañarán a la comitiva fúnebre durante su recorrido por la localidad desde la Plaza Mayor, antes de finalizar en este mismo punto para incinerar la sardina, acto que volverá a celebrarse en la Plaza Mayor, donde, tras el ritual, se repartirá chocolate con dulces de Marchamalo para todos los asistentes.