El CD Hercesa sólo saca el bonus defensivo del choque ante el Hospitalet (16-23)

Ambos equipos salieron pisando fuerte. Sin embargo fue Hospitalet el que inauguró el marcador tras una buena jugada de tres cuartos que su apertura Valladares no desaprovechó. El zaguero, encargado de patear, comenzó su buenísima racha subiendo dos puntos más al marcador.
Esta marca no hizo perder la esperanza a un CD Hercesa que lo intentó por todos medios. Sin su equipo titular pero con unas bajas muy bien suplidas, los de Doyle empezaron a dar guerra. Para entonces, el Hercesa ya estaba en inferioridad numérica. La expulsión temporal de Malcom Spencer dejaba a los azules con 14 hombres en el campo.
Los primeros diez minutos fueron un toma y daca por parte de los delanteros. Tanto Hospitalet como Hercesa intentaron romper una y otra vez la barrera defensiva con sus hombres más fuertes. Fue en el minuto 15 cuando los azules conquistaron campo contrario. Sin embargo, Hospitalet se aferró en su 22 y cometió un golpe de castigo que Guillo aprovechó para subir la pena máxima al marcador.
Minuto quince de juego y el Hercesa caía por un salvable 3-7. Ambos conjuntos volvieron a sacar toda su artillería al campo. Estos momentos, de un claro dominio local, minaron en cierto modo el juego de los azules. La sensación de un querer y no poder invadió a los hombres de Doyle que, en el minuto 32, encajaron un nuevo ensayo del ala Tabbro. De nuevo el 15, Valladares volvió a transformar, 3-14.
Con incursiones en campo contrario el Hercesa demostró su fuerte potencial por lo que, en cualquier momento, podía dar la vuelta al marcador. Ante esto, Hospitalet no se vino abajo y buscó con ansia una nueva marca que le asegurase una mayor renta de cara al descanso. Sin embargo, los visitantes tan sólo pudieron arañar los 3 puntos correspondientes a un golpe de castigo señalado por el colegiado a su favor.
Entre tanto, Guillo también subió un golpe al marcador dejando el resultado en un 6-17 al descanso.
En la reanudación, el CD Hercesa había dado un giro a su juego. Ahora sí que podía. Continuos intentos por parte de la delantera y los tres cuartos, dejaron a Hospitalet fuera de juego. Era cuestión de minutos ya que el Hercesa estaba jugando a cinco de la línea de marca rival. Los de Doyle intentaron ensayar enlazando varias fases de delantera pero Hospitalet no se dejó intimidar. Pese a esto, cometieron un golpe de Javi Spencer jugó muy rápido pillando de esta forma desprevenido a un rival que, sin comerlo ni beberlo, encajó un ensayo.
Con un 11-17, las cosas se ponían al rojo vivo. Sin embargo, el CD Hercesa se precipitó en algunas decisiones. Un nuevo golpe de castigo en su contra, dio tres puntos más a un Hospitalet que se alejaba en el marcador.
Apenas seis minutos más tarde llegó la respuesta azul con un ensayo del joven Raúl que aprovechó un error a la mano del apertura visitante. Con un 16-20 el Hercesa aún tenía muchas posibilidades pero el fallo en la transformación dio aún más confianza a Hospitalet.
Últimos minutos de juego y dos expulsiones, una de cada equipo. Igualados en juego y en marcador, Hercesa y Hospitalet lucharon hasta el final por conseguir una nueva marca. Fue en una de estas intentonas cuando los de Doyle fueron sancionados con un golpe de castigo que subió tres puntos más al marcador visitante dejando el resultado en un 16-23.
16 – CD HERCESA: Ares; Eliseo; Antonio; Javito; Sebas; Abel; Lema; Aldo; Javi Spencer; Isma; Malcom Spencer; Benito; Jonathan; Guillo; Crestas. Suplentes: Josito; Rodrigo; Pelos; Raúl; Juanjo; Felipe; Vasco.
23 – HOSPITALET: Acauzo; Márquez; Blasco; Gallardo; Gamindez; Robert; Peñaranda; Darío Valladares; David Jorgz; Trossero; Xavi; Baglé; Tabbro; Cuenca. Suplentes: Arroyo; Acastello; Rodríguez; Begios; Acouso; Fernández; Pedrosa.