El “Coloquio” pictórico de Elena Salinas y Fernando J. Piñana, hasta el 8 de abril en la Ermita de San Roque

La exposición está patrocinada por la Fundación Concha Márquez. La propia Concha explica la razón de su título: “Los dos pintores, Elena Salinas y Fernando J. Piñana dialogan pictóricamente, enfrentados alternativamente cuadros de una y el otro”.

Sus técnicas son totalmente  diferentes. La forma de las pinceladas y las texturas no tienen nada que ver entre sí. Fernando Piñana introduce el arte figurativo con una técnica muy especial de degradación tonal.  Elena Salinas elige rincones con un evidente buen gusto que luego trabaja con mucha veladura. Utiliza oleo y trapo. También pinta con acuarela. Hay hasta 15 cuadros de esta técnica en la muestra.

Mientras que Elena hace un tipo de pintura más onírica, más difuminada, Fernando expresa el paisaje a través de una mezcla de colores que puede considerarse como expresionismo simbólico. “Mi pintura es una interpretación del paisaje y de las formas que expresa, por ejemplo, mi preocupación por la degradación del planeta con  alusiones al calentamiento global y al deshielo de los glaciares”, dice el pintor. “Son dos colecciones de trabajos con una interpretación diferente, pero de algún modo también complementaria, de dos formas de sentir el arte”, añade Márquez.

Los fondos de la exposición los componen 46 obras, 23 de cada artista, que están a la venta. “Los precios son muy asequibles. De hecho, 12 de los cuadros expuestos ya tienen el punto rojo que los acredita como vendidos”, informa Márquez.

“Coloquio” es una de las propuestas culturales del Ayuntamiento de Sigüenza para la Semana Santa. Junto a la exposición del Equipo Crónica y Manolo Valdés, compone una oferta de indudable interés artístico. La exposición permanecerá abierta en el horario de la Ermita de San  Roque hasta el próximo 8 de abril.