El color y la alegría carnavalera seguntina se hicieron con el frío

A partir de ese instante recibía el pistoletazo de salida el desfile que condujo a sus participantes por las calles Cardenal Mendoza, José de Villaviciosa y la Avenida de Madrid, hasta el Polideportivo del Colegio San Antonio de Portaceli. Participaron en el pasacalles más de 500 personas a las que no desanimó el termómetro.

Una vez la comparsa llegó al pabellón, comenzó el concurso. Los ganadores recibieron sus premios en el Centro Sociocultural El Torreón a partir de las 20:30 horas. La competición tuvo dos  categorías, individual y de grupos. Ataviadas con los más variopintos atuendos, participaron en el certamen cerca de 180 personas que además de su disfraz hicieron gala de su mejor humor. En la categoría grupos el primer premio fue para “El ataque de los Tiburones”. Un muy logrado grupo de “Avestruces” se llevó el segundo premio. El tercero fue para los “Egipcios”.

Los mejores disfraces individuales fueron para la caracterización de “Parque Jurásico” que hizo Ignacio Pérez, para “Don Quijote y Sancho Panza”, o sea para Lidia Velilla y Ginebra González,  y para los disfraces de “Payasos” que se trabajaron Alberto y Luis Sopeña.

La decisión de los ganadores correspondió a un jurado presidido por la concejala de Cultura, Sonsoles Arcones, del que formaron parte también integrantes de las asociaciones de mujeres locales y de los AMPAS de los colegios. Los ganadores se repartieron 600 euros en premios.

Después de la entrega de trofeos en la que hubo baile y piñatas para los niños en el Centro Cultural de El Torreón. La noche, amenizada por los locales de animación de la ciudad, fue larga y también multicolor. Mañana miércoles, está prevista la quema de la sardina, confeccionada por las AMPAS del Colegio San Antonio de Portaceli y Safa-Ursulinas, en la Plaza Mayor.

En la organización del Carnaval seguntino colaboran con el Ayuntamiento el AMPA Colegio San Antonio de Portaceli, el AMPA Safa-Ursulinas y la Asociación Cultural Dulzaineros de Sigüenza.