El Comité de Alcaldes del Partido Popular lamenta el oportunismo y la enorme tardanza de los ediles del PSOE

El presidente popular del Comité de Alcaldes ha criticado la reciente creación del comité del Alcaldes del PSOE  y sobre todo su amenaza de encerrarse en Fuensalida una vez que han perdido todas las elecciones celebradas durante este año. “Es curioso que sea ahora precisamente, una vez que el Partido Popular gobierna en todas las instituciones, cuando el PSOE provincial aparece y decide lanzar a algunos de sus alcaldes que se dan cuenta ahora de que todos los ayuntamientos tienen problemas”.
 
En este sentido, Javier del Río ha mostrado su malestar porque “los ediles socialistas ya podían haberle reclamado a Barreda hace muchos meses que empezase a pagar a los proveedores y a los propios ayuntamientos las deudas que todavía mantiene con ellos, además de acometer las obras que ahora reclaman”. Por ello se ha cuestionado “si los ediles socialistas no han tenido tiempo durante estos 30 años para protestar por los continuos impagos e incumplimientos del ex presidente socialista”. “Barreda, con sus políticas de despilfarro ha arruinado literalmente a Castilla-La Mancha ante la total y absoluta pasividad del PSOE provincial y de muchos de los alcaldes que ahora protestan”, ha sentenciado.

El responsable popular también ha señalado que “frente a esta aparición de alcaldes del PSOE, el Partido Popular creó hace más de 8 años el Comité de Alcaldes que aglutina a todos los alcaldes populares de la provincia, que se ha encargado de analizar la realidad y de elevar propuestas a las distintas administraciones”. “Precisamente el ex presidente socialista de Castilla-La Mancha, José María Barreda jamás se reunió con el comité de alcaldes del PP y ni siquiera nos contestó, ni de palabra ni por escrito, ni por él ni por nadie de su gobierno, pese a habérselo solicitado en numerosas ocasiones”, ha comentado.
 
Asimismo, Del Río ha recordado que “los municipios que tenían un alcalde del Partido Popular sufrieron “un auténtico régimen” por parte del gobierno de Barreda en el que se les negó “el pan y la sal”. “Era difícil de explicar a nuestros vecinos cómo las inversiones se desviaban intencionadamente a ayuntamientos socialistas”, ha aseverado.

Finalmente, Javier del Río ha mostrado su satisfacción porque “afortunadamente, los ciudadanos de Castilla-La Mancha han decidido con sus votos dejar en el cajón esas políticas clientelistas que practicaba el PSOE, y han apostado por un gobierno como el de María Dolores Cospedal, que antepone los intereses generales de todos los ciudadanos de la región frente al sectarismo que ha practicado Barreda, y que sin duda nos sacará del pozo en el que Barreda nos ha dejado a todos los castellanomanchegos y a los ayuntamientos de nuestra provincia.