El Congreso aprueba tramitar la reforma del Estatuto que reducirá a la mitad los diputados

cospedal_congreso02
Cospedal junto a Francisco Cañizares, portavoz del PP en las Cortes de CLM, ayer en el Congreso de los Diputados. Foto: JCCM

Solo el PP y CC votaron a favor de una medida que aglutinó el rechazo de PSOE, IU y UPyD votaron en contra

Cospedal califica la reforma de “ejemplar”, mientras Page la tilda de “pucherazo” y anuncia que el PSOE estudia recurrirla al TC

Cayo Lara (IU) considera que la medida “pretende consolidar un bipartidismo excluyente” en las Cortes regionales

REDACCIÓN / AGENCIAS.- El Pleno del Congreso aprobó ayer con los votos del PP y Coalición Canaria la toma en consideración de la reforma del Estatuto de Castilla-La Mancha, que abre la puerta a reducir a la mitad el número de diputados en las Cortes autonómicas, y que ha sido calificada por la oposición como un “atentado a la democracia” y un “pucherazo” del Gobierno de María Dolores de Cospedal.

De este modo, PSOE, Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), UPyD, BNG y Compromís-Equo han votado en contra de la iniciativa pues, tal y como han denunciado, con ella el PP de Castilla-La Mancha “está traspasando la línea roja de la democracia” y reduciendo la representatividad de las Cortes autonómicas con el único objetivo de perpetuarse en el poder.

Para la portavoz socialista Soraya Rodríguez, se trata de “un intento fraudulento partidista de utilizar de forma instrumental la reforma de una norma fundamental para modificar la ley electoral”.

En la misma línea, para el portavoz de IU, Cayo Lara, la reforma pretende además “consolidar un bipartidismo excluyente”.  El líder de IU tildó de “miserable” la decisión de Cospedal de “quitar el sueldo” a los diputados autonómicos para subirse a la “ola de la antipolítica sembrada por empresarios sin escrúpulos, donantes y políticos corruptos”. Según Lara, esta reforma es un “pucherazo revestido de aparente legalidad” impulsado por Cospedal, que “no va a poder ocultar detrás de la supuesta austeridad sus plurisueldos anteriores”.

Por su parte, PNV y CiU decidieron abstenerse en la votación por respeto “a la voluntad autónoma” de Castilla-La Mancha, si bien han mostrado su rechazo a la reducción de diputados que persigue la reforma, al considerar que podría afectar a la representatividad parlamentaria en la región y rozar los límites democráticos. UPN y NC también se abstuvieron.

Cospedal: “Hay que dar ejemplo a los ciudadanos, pero la medida no responde únicamente a una cuestión económica”

La presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, defendió la “necesaria” reforma del Estatuto de esta comunidad autónoma porque, a su juicio, responde a una “voluntad mayoritaria” y al objetivo de “dar ejemplo” ante los ciudadanos. Cospedal aclaró que la reforma “no afecta al bloque constitucional, ni a las relaciones entre el Estado y la comunidad, ni a la configuración del Estado ni a las competencias”, recoge Europa Press.

“La voluntad mayoritaria de las Cortes de recortar a la mitad los diputados hace que esta horquilla tenga que reducirse”, señaló, para añadir que la reforma pretende asimismo “dar ejemplo” a los ciudadanos, después del “gran esfuerzo” que se les ha pedido para reducir el déficit. No obstante, defendió o que esta medida no responde únicamente a una cuestión” estrictamente económica”. “No es el ámbito económico, es la filosofía de la medida”, afirmó.

Por todo ello, Cospedal aseguró que espera poder contar con la colaboración de los Grupos Parlamentarios para llevar a cabo una reforma que “pretende hacer un esfuerzo en el ámbito de la política”, al igual que ya ha hecho la ciudadanía. Sobre la oposición que el PSOE ha mostrado ante esta medida, la presidenta de Castilla-La Mancha denunció que los socialistas están tratando de “confundir” a los ciudadanos. “El PSOE debería hacer una reflexión”, ha añadido.

García-Page:  “No ha colado. Todos los grupos le han dicho a Cospedal que lo que pretende es un pucherazo, una trampa electoral”

El secretario general del PSOE de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, señaló ayer que “Cospedal no ha conseguido engañar a ni un solo grupo parlamentario que no sea el PP porque la reforma unilateral del Estatuto de Castilla-La Mancha que ha traído esta tarde al Congreso es una vergüenza. Y eso es lo que le han dicho todos los portavoces, que se nota mucho que pretende dar un pucherazo, que lo que quiere es hacer trampa electoral”.

García-Page se pronunciaba de esta manera en declaraciones a los medios de comunicación tras el debate en el Pleno del Parlamento nacional de esa reforma estatutaria. Acompañado por la portavoz del PSOE en la Cámara, Soraya Rodríguez, por el ex presidente regional, José María Barreda, y por el resto de diputados y senadores socialistas de Castilla-La Mancha, ha asegurado que “esto es exactamente lo que parece: Un verdadero pucherazo electoral, el intento de fabricar una ley electoral a la medida de quien no puede salir a la calle si no es acompañada de 30 guardias civiles y sabe que lo tiene todo perdido”.

El PSOE no descarta recurrir ante el Tribunal Constitucional la reforma que ayer aprobó tramitar el Congreso. “Es una de las posibilidades”, respondió García Page.

Page recordó que “hace solo un año que Cospedal cambió la ley electoral de Castilla-La Mancha, también solo con los votos del PP, y aumentó en cuatro el número de diputados, pasando de 49 a 53. Ahora los quiere reducir a la mitad, porque desde que estalló el caso Bárcenas y con su política de recortes no le salen las cuentas electorales”.

Decía que es especialmente grave el intento de Cospedal y el PP regional por “tirar a la basura y que no tengan ni la más mínima opción de llegar a las Cortes los votos de 300.000 ciudadanos que pueden optar por opciones como IU o UPyD, u otras formaciones políticas minoritarias”.

Sostenía el líder de los socialistas castellano-manchegos que llama la atención que Cospedal fuerce tanto al Congreso como para obligar a la mayoría del PP en la Cámara a  hacer algo que no se ha hecho nunca en más de 30 años de democracia en España, que es “iniciar la tramitación de la reforma de un Estatuto de Autonomía que viene apoyado solo con los votos de un partido político”.

Llamaba la atención García-Page sobre el hecho de que ni un solo miembro del Gobierno de España haya estado presente en el Pleno de la Cámara durante las casi dos horas que se ha estado debatiendo el asunto. “Les ha debido dar tanta vergüenza lo que viene a proponer Cospedal y cómo viene a proponerlo, que no han estado aquí para apoyarla”, aventuraba. Por último, Page dijo sentir “vergüenza” porque, como castellano-manchego, “el nombre de Cospedal y de Castilla-La Mancha solo salen en los telediarios vinculados al caso Bárcenas”, por la presunta financiación irregular del PP, y ahora “por este pucherazo electoral que quiere dar Cospedal”.

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, tildó de “cacicada” la reforma del Estatuto que impulsa Cospedal. Rubalcaba argumentó que la “coartada del ahorro” es una “gran mentira”, ya que los diputados de esa región no cobran, y que la intención de su presidenta y secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, es “facilitar las mayorías absolutas del PP”.