El Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha renuncia a las pagas extra y sustituye los coches de gama alta

La presidenta regional ha presentado la segunda parte del Plan de Garantía de los Servicios Sociales Básicos, que supondrá un ahorro de 350 millones de euros; es decir el complemento a los 1.815 millones de euros de la primera.

En este contexto, se ha referido a los datos de paro registrado del pasado mes de noviembre, que conllevan 3.558 parados más en la región. Según Cospedal, “no podemos continuar así”, por lo que ha pedido “un esfuerzo” a todos los profesionales que trabajan en la Junta de Comunidades y a aquellas organizaciones e instituciones que tradicionalmente han funcionado gracias a las subvenciones del Gobierno regional.

De esta forma, ha manifestado que “todos estos esfuerzos tendrán su recompensa” cuando consigamos que Castilla-La Mancha comience a crear las condiciones que permitan que esos más de 225.000 castellano-manchegos que hoy no tienen empleo encuentren un puesto de trabajo.

A este respecto, ha agradecido a todos los castellano-manchegos “la comprensión generalizada con la que fue acogida este plan y el ejemplo de madurez que ha demostrado nuestra sociedad, al entender que nuestra situación exige esfuerzos conjuntos por parte de todos”.

Cospedal ha justificado estas medidas por “la desfavorable evolución económica y financiera desde el pasado mes de agosto”, ya que, según el ministerio de Economía y Hacienda, la previsión de crecimiento de la Economía era del 2,3% mientras que actualmente se ha rebajado al 0,7%.

A esta circunstancia hay que sumar la cancelación del Consejo de Política Fiscal y Financiera, que “nos ha impedido hasta el momento la elaboración del presupuesto para 2012”, ha señalado María Dolores Cospedal.

La presidenta del Gobierno ha añadido en su intervención que “hemos recibido la peor herencia en la historia de la democracia” aunque lanzando un claro mensaje de esperanza para el futuro garantizando que “vamos a salir de la crisis gracias al esfuerzo de todos los castellano manchegos” y aplicando medidas como la Ley de Emprendedores, Autónomos y Pymes.

Por otra parte, de ahí, que ha subrayado que el Gobierno regional estudió dos opciones a la hora de contar una herramienta económica: la elaboración de un nuevo presupuesto para 2012 o la prórroga del presupuesto del presente ejercicio con los ajustes correspondientes y necesarios, optando por la segunda de ellas.

Asimismo, las Cortes de Castilla-La Mancha aprobaron ayer la autorización de un suplemento de crédito de 1.534 millones de euros, que se financiará con deuda a largo plazo, para cubrir las insuficiencias de crédito de las numerosas facturas y obligaciones pendientes del Gobierno anterior.

De otra parte, ha anunciado también que el próximo Consejo de Gobierno, que se celebrará el miércoles 7 de diciembre en Albacete, aprobará la Ley de Estabilidad Presupuestaria de Castilla-La Mancha.

Paralelamente, ha señalado que el Gobierno regional ha constituido una comisión conjunta con la Federación de Municipios y Provincias (FEMP) para eliminar duplicidades entre la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y los Ayuntamientos.