El Consistorio pone en marcha la campaña contra el canon por el préstamo de libros en la Biblioteca

azuqueca010611El Ayuntamiento de Azuqueca de Henares ha decidido poner en marcha una serie de medidas contra el pago de un canon por el préstamo de libros en la Biblioteca municipal Almudena Grandes, establecido en un Real Decreto que entró en vigor el 2 de agosto. Sandra Yagüe, la concejala de Cultura, ha recordado que el gobierno central, siguiendo una Directiva Europea, “ha aprobado esta normativa que establece el pago de un canon por parte de las bibliotecas públicas con el fin de incrementar la remuneración que reciben los autores por los préstamos de sus obras”.

Yagüe considera “totalmente fuera de lugar esta medida, que no va a beneficiar ni a la industria editorial, ni a los autores, ni a la cultura, sino a algunos intermediarios del negocio del libro y que va a obligar a destinar fondos públicos a este fin”. “Pagaremos con dinero de la ciudadanía cada vez que una persona tome un libro en préstamo”, insiste la edil, que denuncia además que “esta medida penaliza a las bibliotecas que más préstamos hacen, porque tendrán que pagar más”.

La edil ha recordado que “viendo que esta regulación iba a ser aprobada, hace un año y medio, el 25 de abril de 2013, el Ayuntamiento aprobó por unanimidad en Pleno oponerse a esta medida”. Por ello, desde hace unos días y una vez que la normativa entró en vigor, en la fachada de la Casa de la Cultura cuelga la pancarta en la que se rechaza el pago del canon y el próximo lunes, día 8 de septiembre, se empezarán a recoger firmas en la Biblioteca y se pondrá en marcha una campaña informativa que incluye la distribución de marcapáginas en la Biblioteca y de cartelería en distintos espacios municipales. “Estamos además en contacto con otros Ayuntamientos para tratar de unir fueras y, al mismo tiempo, hemos empezado a estudiar posibles acciones legales contra este Real Decreto”, añade Yagüe.

La responsable municipal de Cultura considera “engañosas” campañas informativas como la puesta en marcha desde la Biblioteca regional de Castilla-La Mancha bajo el lema ‘Todo a cero euros’ en las que se asegura que la entrada en vigor del canon no repercutirá en los ciudadanos. “Claro que afecta esta medida porque aunque el canon no lo paga el usuario directamente, el pago se va a hacer con dinero público y, en el caso de las bibliotecas pequeñas, en detrimento de los recursos que se destinan a la compra de fondos”, denuncia la edil.