El Dépor lo intentó y dominó en la primera mitad (2-1)

 El Depor se adelantó pronto y mantuvo el dominio del marcador hasta mediado el segundo periodo, habiendo perdonado antes el cero a dos en algunos contragolpes clarísimos, larguero de Álvaro incluido. Pero en dos acciones a balón parado, sendos córners, el Villarreal logró una agónica remontada que frustra a los morados, merecedores sin duda de alguna recompensa por su fenomenal trabajo durante los noventa minutos.

Arrancó con furia el Villarreal, y un primer susto de Cavenaghi, quien no llegó por milímetros a un balón peligroso. Pero poco a poco los de Terrazas fueron carburando, con descaro saliendo arriba, presionando bien a los amarillos y creando peligro. Con la gran fortuna de adelantarse en su primera oportunidad, cuando una falta colgada al área levantina la remataba en segunda instancia Kepa con la testa al fondo de las mallas.
El gol de los alcarreños dejó muy tocado al Villarreal, y tres contras del Depor antes del minuto veinte estuvieron a punto de significar el cero a dos, perdonando Kepa en una opción clara que acabó en córner. Eran unos minutos magníficos del Guadalajara, jugando con desparpajo y calidad.
Avisaba el cuadro local con un zapatazo de Cani que atajó Toño. El Villarreal se adueñó del esférico, con dos oportunidades consecutivas para Trigueros, quien a la segunda enviaba alto tras un buen servicio de Javi Venta. El buen trabajo defensivo del conjunto de Terrazas le valía llegar al descanso arriba en el marcador.
Salió como un huracán el Villarreal en el segundo periodo, mientras Jony relevaba a Zazo en el Depor. Tres ocasiones claras en los primeros compases, con un zapatazo de Cani desde lejos que Toño enviaba a saque de esquina en granm intervención, una opción para Musacchio en el lanzamiento del córner, y poco después, con un balón que Uche estrellaba en el lateral de la red cuando se cantaba el tanto.
Nadaba y guardaba la ropa el Depor, entrando Cristian por Kepa. El lateral zurdo local, Joan Oriol, pifiaba un remate tras una buena incorporación a la ofensiva en pleno acoso amarillo. Buscaba alguna contra el conjunto morado, y después de un susto de Cavenaghi, siempre peligroso en sus acciones, casi llegó el cero a dos. Erice tuvo una oportunidad clara que el sueco Mellberg evitaba cuando el esférico se colaba. Una pena.
Y es que los locales se lanzaban a una ofensiva suicidad cdejando muchos huecos en la defensa. Cualquier contra morada era peligrosísima, y Álvaro enviaba el balón al larguero en el minuto 17. Aitor y Vicente perdonaban el cero a dos, anticipo de ese sagrado tópico futbolero: perdonas, lo pagas. Tras un saque de esquina, la pelota quedaba muerta y Musacchio, un central de exquisita técnica, se inventaba un taconazo que iba a las mallas.
Con las tablas, el Villarreal se fue arriba pero el Guadalajara tampoco firmaba el 1-1, con síntomas como la entrada de Azkorra. Toño salvaba un remate de Cavenaghi, pero a diez minutos del final, y también tras un saque de esquina, el ´Rifle´ Pandiana fusilaba desde cerca en su debut, llevando la locura al graderío. Remontada y dos a uno.
Quedaban minutos y el Depor lo buscó, pero los intentos de Erice y de Alex Ortiz no fructificaron, acabando el encuentro con el Depor encerrando a todo un Villarreal en su área, pero sin fortuna. Dignísima derrota.  
 VILLARREAL CF. – CD. GUADALAJARA, 2-1
MURIO EN LA ORILLA EL DEPOR

Villarreal: Juan Carlos, Javi Venta, Mellberg, Musacchio, Joan Oriol, Bruno, Marcos Senna, Trigueros, Cani (Pandiani, 63´), Uche (Hernán Pérez, 55´) y Cavenaghi (Mario, 88´).

CD. Guadalajara: Toño, Espín, Gaffoor, Vicente (Azkorra, 73´), César, Álex Ortiz, Aitor, Álvaro, Álvaro Zazo (Jony, 46´), Jon Erice, Kepa (Cristian Fernández, 52´).

GOLES: 0-1 (14´): Kepa. 1-1 (68´): Musacchio. 2-1 (81´): Walter Pandiani.

ÁRBITRO: Santiago Jaime Latre (Colegio aragonés). Tarjetas amarillas a Zazo, Kepa y César. 

CAMPO: El Madrigal. 10.000 ESPECTADORES