El Dépor no pudo con el Celta (2-0)

No hubo poder de reacción en los alcarreños, con esa losa de dos tantos antes del descanso. El equipo cierra el mejor año de su historia cómodamente clasificado, pero con el sabor agridulce de este mediocre partido.
A los cuatro minutos ya llegó la primera y buena ocasión para el Celta. Un lanzamiento de falta muy bien ejecutado por De Lucas, muy ajustado, que sacó el portero y rebotó en el palo para salir hacia un lateral. Un minuto después, balón para Orellana, quien le hace un sombrero a Saizar en su salida y elude al último defensa, pero finalmente no pudo empujarla a la red. El Guadalajara se veía superado por el entusiasmo y el mejor juego de los gallegos.
David lanzó desde la frontal, de primeras, a los 12 minutos, y Saizar desvió con apuros a saque de esquina. En el arranque, el Celta había creado tres buenas ocasiones para adelantarse en el marcador ante un equipo alcarreño que defendía con mucha gente, pero no era capaz de frenar los avances celestes.

Orellana lanzó alto una nueva falta en la frontal, decretada por un claro derribo a De Lucas cuando penetraba en el área. Lo inevitable llegó a los 17 minutos. Buen pase en profundidad de Orellana a David, pared perfecta y el chileno empuja a la red sin oposición. Era el premio al mejor fútbol local.
El Celta era tremendamente superior al Guadalajara, que no lograba generar mayor peligro que el que le proporcionaba el balón parado. El segundo gol olívico pudo llegar a los 18 minutos tras un gran centro de De Lucas al que David no llegó por centímetros. El rechace, para Orellana, acabó de nuevo en saque de esquina tras rebotar en un zaguero.
Llegó poco después, a los 35 minutos tras una gran maniobra de Orellana, pared con De Lucas y envió a David, quien llevó el cuero a la red desde el punto de penalti. Los célticos jugaban con solvencia, con autoridad, sin pasar apuro alguno atrás y de manera brillante en ataque, con buenas combinaciones y fabricando ocasiones con asiduidad. No hubo apenas señales de vida de los de Terrazas de medio campo hacia adelante, en una de las peores salidas del Depor en este tramo liguero.
Tras la reanudación, el Guadalajara trató de mostrarse más agresivo, de empujar arriba para buscar un tanto que lo metiese de nuevo en el partido. En los primeros minutos tuvo más posesión, llegó mejor a zonas de peligro, pero sin finalización. Aníbal lo buscó todo, pero sin fortuna.
El Celta tuvo su primera aproximación a los 15 minutos con un buen lanzamiento de Álex López, ligeramente desviado. Orellana, tras dos buenos recortes probó con idéntica fortuna desde el pico del área a los 18 minutos. El Celta comenzaba a estirarse y a crear peligro, pero sin la autoridad mostrada en la primera mitad, recostado en su cómoda ventaja.
Dani Abalo lanzó alto en una contra, a la media hora de juego, en una nueva llegada de un Celta que no sufría atrás, pero tampoco llegaba arriba con asiduidad. En el tramo final, los célticos volvieron a dominar con solvencia y a poner en apuros a la zaga visitante. El dos a cero final habla con justicia de lo que fue el encuentro, mediocre por parte visitante. 

R.C.Celta: Yoel, Hugo Mallo, Oier, Túñez, Roberto Lago, Oubiña, Álex López, De Lucas (Dani Abalo, 71´), Mario Bermejo, Orellana (Toni, 89´), David Rodríguez (Joan Tomás, 83´).

C.D. Guadalajara: Saizar, Antonio Moreno, Gaffoor, David Fernández, Víctor Fernández, Gago (Arriaga, 74´), Rodri (Javi Soria, 55´), Jonan, Badía (Iván Moreno, 54´), Ernesto, Anibal.

GOLES: 1-0 (18´): Orellana. 2-0 (36´): David Rodríguez. 

ÁRBITRO: Gil Manzano, del comité extremeño. Amonestó al local Quique De Lucas y al alcarreño Jonan García.

CAMPO: Balaídos, 8.208 espectadores.