El domingo, Lupiana celebra la romería en honor del Cristo del Socorro

lupiana240513El próximo domingo, el pueblo de Lupiana celebra una de sus tradiciones más querida, entrañables y familiares, la romería al Cristo del Socorro, en una sencilla ermita situada a unos cinco kilómetros del pueblo.
Su origen se remonta a 1896, cuando el entonces alcalde de la villa, Apolonio Luciano Alonso, preocupado por la gran sequía que castigaba el centro de Castilla ese año, decide sacar en procesión la imagen del Santísimo Cristo del Socorro en romería hasta su ermita, una pequeña construcción románica situada en el despoblado de Pinilla. Todo esto lo redactó años después, en 1935, en una breve pero emotiva poesía que hoy se encuentra a los pies de la imagen del Cristo.
Los actos comenzarán a las 10:45 cuando la corporación municipal inicie la romería sacando la imagen del Cristo de la iglesia parroquial de San Pedro Apóstol. Durante el trayecto de algo más de una hora (unos 5 kilómetros aproximadamente), los vecinos y todas aquellas personas que lo desean pueden llevar los brazos del Cristo.
Sobre las 12:15 se llega al despoblado de Pinilla, antigua granja del Real Monasterio de San Bartolomé. Antes de dejar la imagen del Cristo en el exterior de su ermita, se monedean los brazos entre el público asistente; serán las cuatro personas que más dinero ofrezcan los que metan la talla del Cristo a su ermita y luego por la tarde, la saquen de esta bella y sencilla construcción románica. A media mañana se celebra la Santa Misa en la explanada que se extiende delante de la ermita. A continuación, la gente se reúne en familia o en grupos de amigos para comer y pasar un agradable rato a la sombra de frescos robles centenarios.
A las 18 horas, la romería inicia el retorno a Lupiana, y una vez en la puerta de la iglesia, se vuelven a monedear los brazos del Cristo, para que las personas que más dinero han ofrecido, dejen la talla en la iglesia parroquial hasta el año próximo. EL himno del Santo Cristo del Socorro se canta tanto al inicio de la romería, a su llegada a Pinilla y cuando se llega a la iglesia.