El entierro de la sardina pone fin al Carnaval 2013 en Guadalajara

Doña Cuaresma acabó derrotando a Don Carnal que quizá se encontrara cansado tras varios días de festividad desde que el Ayuntamiento de Guadalajara iniciara el programa oficial de Carnaval el pasado 7 de febrero con la tradicional merienda del Jueves Lardero. A esta multitudinaria cita, le siguieron el pregón con la presencia de las botargas y danzantes de toda la geografía guadalajareña declarado Fiesta de Interés Turístico Provincial, así como los desfiles y concursos de disfraces.

Y tras la diversión y la alegría desbordante del Carnaval, el acto de esta tarde ha puesto punto y final a la fiesta. La gran novedad de este año, la recuperación de la batalla entre Don Carnal y Doña Cuaresma por la que ha apostado la Concejalía de Festejos del Ayuntamiento capitalino.

Doña Cuaresma volvió a ganar este particular enfrentamiento; al igual que la comitiva fúnebre que sale cada Miércoles de Ceniza del Fuerte de San Francisco recorre las calles del centro de la ciudad para llegar al Parque de La Concordia donde dar un sepelio y entierro dignos a la sardina.

Un año más, la nota característica del Carnaval ha sido la normalidad y las ganas de pasarlo bien en todos los actos organizados por el Ayuntamiento. La participación ha vuelto a ser la auténtica protagonista, destacando la presencia de centenares de personas en la merienda del Jueves Lardero, el numeroso público asistente al pregón que pronunció el ex capitán del Deportivo Guadalajara, y las más de 3.000 personas que llenaron el Palacio Multiusos durante la celebración del concurso infantil de disfraces. “El balance es enormemente positivo. Guadalajara se ha vuelto a echar a la calle y se ha vuelto a poner el antifaz o el disfraz”, ha reconocido con satisfacción el concejal de Festejos, Jaime Carnicero. Y como no podía ser menos, el público ha vuelto a poner su mejor sonrisa para participar en el último acto del Carnaval, el entierro de la sardina, con centenares de guadalajareños. Un acto de cierre que tampoco se han querido perder miembros de la Corporación Municipal de la ciudad y las asociaciones que colaboran con esta festividad.