El Equipo de Gobierno de Cabanillas del Campo presenta unos presupuestos “realistas, elaborados con lógica y mucho esfuerzo”

De acuerdo con los datos facilitados durante la reunión, los presupuestos proponen una bajada considerable de los gastos, en un nuevo intento de encarar la compleja coyuntura económica actual. En concreto, este capítulo experimenta una reducción notable gracias al descenso de las retribuciones de los miembros de los órganos de Gobierno y a la supresión de figuras políticas instauradas durante la anterior legislatura, como el asesor de Alcaldía.

Asimismo, el Equipo que lidera Jaime Celada ha llevado a cabo una profunda racionalización del gasto y ha negociado a la baja todos los contratos de servicios que se prestan en el municipio, adecuándolos a las necesidades y circunstancias actuales.

Dentro del capítulo de gastos se incluye también el reconocimiento extrajudicial de las deudas que el Partido Socialista adquirió durante su último mandato al frente del Consistorio campiñero y que jamás incorporó a sus cuentas municipales.

CONGELACIÓN DE IMPUESTOS

De otro lado, los ingresos bajan debido a la caída de la recaudación de los impuestos, consecuencia directa de la congelación de los tributos municipales acordada por el Equipo de Gobierno del Partido Popular y de su deseo de adaptarse a la contribución real de los cabanilleros.

Desciende también –y de manera significativa- el capítulo de transferencias corrientes, circunstancia motivada por la reducción de las aportaciones recibidas por el Ayuntamiento de otras administraciones públicas.

“En vista de este panorama, hemos invertido grandes esfuerzos a la hora de cuadrar las cuentas y cerrar los presupuestos idóneos para cubrir las necesidades de Cabanillas el próximo año. Y lo hemos hecho siguiendo criterios de racionalidad económica, de rigor y sensatez”, remarca el alcalde de Cabanillas del Campo, Jaime Celada.

Las cuentas del municipio para 2013 deberán ser aprobadas en el Pleno que se celebrará el próximo día 3 de octubre.