El ex alcalde de Pioz acusa a la alcaldesa popular de “mentir y dañar al municipio y sus vecinos”

Emilio Rincón ha salido también al paso de la controversia generada sobre el coste de la construcción de la depuradora del municipio, que ha sido esgrimida por la actual alcaldesa como “ejemplo de despilfarro y principal origen de las deudas del municipio”.

El concejal del PSOE ha recordado que la depuradora forma parte de un plan especial de infraestructuras que era necesario llevar a cabo porque en 2003 se aprobó un Plan de Ordenación Municipal, que contó con el voto favorable de la actual regidora del PP, en el que se preveía el crecimiento del municipio hasta las 7.000 viviendas construidas y una población de 25.000 habitantes. En aquel momento, Pioz no contaba con ninguna de las infraestructuras necesarias para dar servicio al volumen de población previsto.

Dicho plan especial de infraestructuras incluía, además de la depuradora, la construcción de conducciones de aguas sanitarias y fecales a todos los sectores presentes y futuros de la localidad, y depósitos de agua con capacidad suficiente para el aumento de población previsto en el POM. El coste de estas inversiones era de 12 millones de euros, aproximadamente, debido a la dispersión geográfica por el gran número de urbanizaciones existentes el municipio.

“Cuando se produce el parón urbanístico en toda España, y por tanto también en Pioz, ya se habían pagado unos 8 millones del plan de infraestructuras, y quedaban pendientes cerca de 4 millones de euros”, ha explicado Rincón. Para resolver el problema, ha continuado el ex alcalde de Pioz, el anterior Gobierno municipal acordó con la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha un convenio, por el que el Gobierno regional se comprometía a terminar de pagar esa infraestructura a cambio de quedarse con su gestión, de forma que mediante la recaudación de tasas correspondientes podría amortizar la inversión en un plazo determinado de años.

“Sin embargo, ocurrió que el PP entró a gobernar en Pioz y en Castilla-La Mancha, y la actual alcaldesa no reclamó la firma del convenio al Gobierno de Cospedal, ni el Gobierno de Cospedal mostró ningún interés en firmarlo, con la consecuencia de que esos cerca de 4 millones de euros sigue debiéndolos el Ayuntamiento de Pioz”, ha afirmado Rincón.

En cualquier caso, ha puntualizado el ex alcalde socialista, esa cifra está incluida en los 5,4 millones de euros del plan de pago a proveedores presentado al Ministerio de Hacienda, por lo que “es otra falsedad que la depuradora sea el principal motivo de esa deuda inexistente de 16 millones de euros que la alcaldesa ha difundido durante la última semana”.

Rincón no ha minimizado la deuda real del Ayuntamiento de Pioz, porque “nuestro pueblo, como otras muchas administraciones, está teniendo dificultades como consecuencia de la crisis”, pero ha asegurado que “la deuda de Pioz es perfectamente asumible en el momento en que el Gobierno de Cospedal se haga cargo de lo que falta por pagar del plan especial de infraestructuras del municipio”.