El Gobierno regional avanza en el desarrollo de la nueva Ley de Patrimonio Cultural

El  consejero de Educación, Cultura y Deportes del Gobierno autonómico, Marcial Marín, ha afirmado que “la nueva Ley de Patrimonio Cultural será una normativa acorde al rico patrimonio cultural e histórico que atesora nuestra comunidad autónoma”. De esta forma se ha pronunciado Marín durante su visita al Palacio de los Duques del Infantado, en Guadalajara.

Durante su intervención, el consejero ha dado a conocer el segundo borrador del anteproyecto de Ley de Patrimonio Cultural de Castilla-La Mancha, cuyo  anteproyecto  fue tomado en consideración en el último Consejo de Gobierno y ahora ha sido  remitido al Consejo Consultivo de la región.

Según ha explicado Marín, el primer borrador de la normativa fue objeto de información pública, durante la cual se presentaron consideraciones y alegaciones por parte de la ciudadanía, veintiuna de las cuales han sido aceptadas y han originado este segundo borrador. “Estas aportaciones han enriquecido la ley”,  ha asegurado Marín, quien ha calificado la nueva normativa como “moderna, eficaz, operativa, segura y protectora”.

En este sentido, Marín ha recordado que la futura ley fue uno de los compromisos adquiridos por la presidenta María Dolores de Cospedal en su discurso de investidura” y ha avanzado que su aprobación definitiva se producirá próximamente. “Esta ley obedece a la necesidad de garantizar la conservación, protección y enriquecimiento del patrimonio cultural existente en Castilla-La Mancha”, ha asegurado Marial Marín.

Este segundo borrador consta de siete títulos, con un total de 91 artículos, cinco disposiciones adicionales, dos disposiciones transitorias, una disposición derogatoria y cuatro disposiciones finales. Norma obsoleta y desactualizada  Esta actuación –ha asegurado el consejero de Educación, Cultura y Deportes- “era estrictamente necesaria, porque la anterior norma, que data de los años 90, se había quedado obsoleta y desactualizada”. En este punto, Marín ha destacado que la ley contempla como novedad la actualización y renovación del concepto de patrimonio cultural, ampliando así el sentido del término, incluyendo el denominado “patrimonio inmaterial”, tal y como marca la UNESCO. “Por primera vez en nuestra región se regularán las expresiones orales y también, con carácter excepcional, las obras de autores vivos”, ha enfatizado Marín.

Para garantizar la máxima protección en la conservación y divulgación del patrimonio cultural de Castilla-La Mancha, se prevé la creación de nuevos órganos e instrumentos de cara a garantizar el correcto desarrollo de la ley. Con este fin, se creará un Consejo Regional como órgano consultivo, lo que propiciará una acción coordinada de las administraciones públicas en la conservación y acrecentamiento del patrimonio cultural castellano-manchego. También se crea la Junta de Valoración como órgano asesor para valorar las figuras de protección que la Administración regional se proponga adquirir.

La ley incorpora también un Inventario del patrimonio cultural, que va a garantizar la imprescindible labor de incrementar el conocimiento relativo al Patrimonio Cultural de la región.

Asimismo, Marín ha anunciado “como novedad importante en la protección del Patrimonio Cultural” la introducción de la actividad inspectora y un estricto régimen sancionador que “actúe como herramienta disuasoria en casos de violación de la Ley de Patrimonio”. Está previsto que las infracciones leves se paguen con multas de hasta 6.000 euros, las graves de hasta 150.000 y las muy graves hasta de un millón de euros.