El Grupo Popular solicitará al Ministerio de Economía la suspensión de la exigencia de devolución de la liquidación negativa del año 2009

Gracias a este acuerdo, la Diputación solicitará al Ministerio de Economía que quede en suspenso la devolución de los ingresos percibidos en el año 2009 por los ayuntamientos y diputaciones ante la situación de asfixia y precariedad que sufren,  y el aplazamiento por un plazo de diez años y no de cinco – tal y como está actualmente establecido – de las devoluciones de las liquidaciones negativas de 2008 y 2009.   

El portavoz popular ha recordado la importancia de esta propuesta tanto para la Diputación provincial como para la gran mayoría de los ayuntamientos de la provincia, después de que hace aproximadamente un mes recibieran un escrito del propio Ministerio de Economía y Hacienda en el que se les comunicaba las cantidades que debían devolver al Estado en concepto de liquidación negativa correspondiente a la participación de los ingresos del Estado percibidas durante el año 2009.

En este sentido, el también vicepresidente de la Diputación ha cifrado en casi 26 millones de euros la cifra total que tendrán que pagar los ayuntamientos de la provincia de Guadalajara y la Institución provincial. “Sólo en el caso de la Diputación, la cantidad asciende a más de 14 millones de euros, lo que coloca la deuda viva de la Institución provincial en cerca de 80 millones de euros. Sin embargo, también conocemos otros casos que suponen un grave perjuicio para algunos ayuntamientos como el de Guadalajara, con 4´4 millones de euros; el de Azuqueca, con 1´6 millones; Alovera con 897.719 euros; El Casar con 732.487 o Cabanillas con un total de 469.445, entre otros muchos municipios”, ha señalado.

Sánchez Seco también ha advertido que estas cantidades tan elevadas suponen las asfixia para muchos ayuntamientos y ha criticado que “la devolución de estas cantidades del año 2009 viene ocasionada como consecuencia de los errores en las previsiones y en los cálculos ficticios por parte del Gobierno de Zapatero en los PGE de 2009, debiendo devolver los ayuntamientos y diputaciones un dinero que ya se han gastado hace dos años en la prestación de servicios para los ciudadanos”.

Finalmente, el diputado ha resalta la dificultad que supondría para muchos ayuntamientos y diputaciones que no se aplazara el plazo, “ya que a estas cantidades se le unen las que también les están siendo retenidas por parte del Gobierno del ejercicio 2008, además de la supresión de los fondos de carácter incondicionado que se realizó por parte del gobierno de Barreda en febrero de este año. “Los desatinos de Barreda, Zapatero y Rubalcaba han provocado la ruina total a los miles de ayuntamientos y diputaciones de España”, ha concluido.