El Guadalajara pierde su primer partido en Riazor ante un equipo de “Primera” (4-0)

Un primer cuarto de hora nefasto, donde entre el acierto de Bergantiños de cara a puerta y el embrujo con el balón en los pies del eterno Valerón sellaron tres goles para los gallegos, enterraba las opciones alcarreñas.
El equipo alcarreño cavó su tumba en el primer cuarto de hora, en el que su desparpajo se tradujo en un exceso de confianza y de espacios que los jugadores locales supieron aprovechar en el contragolpe de la mano de un Valerón sublime. El futbolista canario intervino decisivamente en los tres primeros goles, logrados en los minutos 6, 9 y 14. En el primero guió un contragolpe que Guardado resolvió con un zurdazo lejano que sorprendió a Saizar.
En el segundo elevó la pelota ante Jorge en la frontal del área para habilitar a Álex Bergantiños en un mano a mano que no falló ante el meta vasco y en el tercero sorteó con clase a varios adversarios hasta dejar un pase atrás a Bergantiños, que volvió a marcar a placer. Riazor era un delirio y el Deportivo Guadalajara estaba hundido con casi todo el partido aún por delante, lo mismo que le había sucedido al equipo blanquiazul en Santo Domingo el sábado pasado.
Trató de rehacerse el equipo de Terrazas, que había dispuesto de un remate de cabeza del escocés Ryan Harper a la cruceta justo después del 1-0, pero tardó en recuperarse del mazazo de verse derrotado y desarbolado. La fortuna también le fue esquiva y el árbitro no vio una posible mano de Ze Castro en el área local.
El Deportivo contó con un par de ocasiones para ampliar la goleada pero Saizar despejó un remate envenenado de Lassad y un zaguero salvo bajo los palos un cabezazo de Ze Castro a la salida de un córner. Al descanso, un tres a cero descorazonador para los morados.
El triple cambio de Terrazas en el intermedio dio más dinamismo al conjunto alcarreño. Acumuló muchos minutos con la pelota, pero sin profundidad ni ideas para sorprender a la tupida telaraña del cuadro coruñés. Eso sí, el Guadalajara dio siempre imagen de equipo valiente, sin rendirse a pesar del resultado.
Tuvo aún así tímidas ocasiones para hacer un gol el conjunto visitante, y meterse en el partido pero los remates de Rodri, Ander Gago, Aníbal y Jony durante el segundo tiempo resultaron demasiado inocentes. El Deportivo protegió su puerta y tuvo algunas ocasiones para ampliar el marcador, cosa que hizo Salomao en el tramo final de un encuentro en el que el equipo alcarreño también reclamó un posible penalti de Morel sobre Aníbal.
Al final, amplia derrota en un encuentro que se torció desde los primeros compases ante un “Depor” que siempre es de Primera.  

RC DEPORTIVO CORUÑA – CD. GUADALAJARA, 4-0

Deportivo: Aranzubia; Seoane, Zé Castro (Morel, min. 62), Aythami, Ayoze; Álex Bergantiños, Jesús Vázquez; Guardado (Rochela, min. 75), Valerón, Salomao; y Lassad (Bodipo, min. 75).

Deportivo Guadalajara: Saizar; Antonio Moreno, Jorge, David Fernández, Javi Barral; Javi Soria (Jony, min. 46); Iván Moreno (Ander Gago, min. 46), Jonan, Ernesto; Ryan Harper (Rodri, min. 46) y Aníbal.

Goles: 1-0 Guardado (min. 6). 2-0 Álex Bergantiños (min. 9). 3-0 Álex Bergantiños (min. 14). 4-0 Salomao (min. 79).

Árbitro: Melero López (Comité andaluz). Mostró tarjeta amarilla a los locales Seoane y Guardado y a los visitantes Aníbal, Iván Moreno y Jony.

CAMPO: Riazor. 30.000 espectadores. En las gradas de Tribuna y Preferencia se hicieron notar más de cien seguidores del equipo alcarreño.