El Guadalajara tratará de frenar el “efecto D’Alessandro”

Carlos Terrazas, entrenador del Guadalajara, está convencido de que el Nastic saldrá sin problemas de los puestos de descenso, es más, afirma que “salvará la categoría con comodidad y se consolidará en la mitad de la tabla”, ha dicho el técnico vizcaíno hoy en rueda de prensa.
Terrazas cree en el efecto revulsivo del cambio de entrenador a corto plazo, pero también piensa que “a largo plazo el Nastic habría remontado con uno u otro técnico”.
Desde Guadalajara, se ve al equipo de Tarragona como un “bloque bien armado, sobre todo en defensa, sin fisuras y bien organizado, a lo que hay que sumar una relación de grandes individualidades”.
Los precios populares establecidos por la entidad catalana para este partido auguran una buena entrada en el Nou Estadi, “la afición del Nastic es muy caliente y apoya mucho a su equipo, pero esta circunstancia no debe de afectar a nuestro equipo”, ha señalado Carlos Terrazas.
El Dépor, que no podrá contar con los lesionados Oya y Harper, ni con el sancionado Jorge, mostró la pasada semana ante el Alcoyano una leve mejoría en su juego, que se plasmó en el primer tiempo y en algunos minutos de la segunda parte de aquel choque.
Parece que Carlos Terrazas va acercándose al once deseado, después de numerosos y sucesivos cambios en las convocatorias y alineaciones. Jony y Jonan mandan en la medular, y Gago reivindica por días su titularidad en el lateral derecho.
En la media punta, Rodri da todo lo que tiene hasta que le releva Gerard Badía, muy activo el pasado domingo en la banda izquierda junto a Ernesto.
Las limitaciones se siguen apreciando en el ataque, con Aníbal muy solo frente al mundo. En Guadalajara se rumorea que habrá incorporaciones en el mercado de invierno, y alguna de ellas responderá a esta demarcación.
Con once goles encajados en trece partidos, Terrazas reconoce que “hemos de mejorar en defensa, con lo que no quiero decir sólo la defensa, pero esto es lo más fácil de mejorar, teniendo el tiempo como aliado. El ataque es más difícil de mejorar, aunque hay que apreciar que los números no son malos (15 goles en 13 jornadas) –concluye el entrenador de la escuadra morada-.”