El Hospital Universitario de Guadalajara ya realiza polisomnografías pediátricas

Esta prueba, que ya se realizaba en adultos, permite registrar diversos parámetros durante las horas de sueño, entre otros la posición, frecuencia cardíaca, respiración, saturación de oxígeno, etc. a través de la colocación de sensores que incluyen electroencefalograma, electromiograma, electrooculograma y sensor de piernas.
Al igual que los adultos, los pacientes sometidos a esta prueba tienen síntomas que hacen sospechar que padezcan apnea del sueño, síndrome consistente en episodios repetidos de obstrucción de la vía aérea superior y cese completo de la respiración durante varios segundos.
De esta manera, cuando en la consulta pediátrica especializada en trastornos neumológicos se detecta esta posible patología, el paciente es derivado a la Unidad de Trastornos Respiratorios para que, tras realizar y valorar la prueba correspondiente, el pediatra pueda decidir el tratamiento.
La realización de estas pruebas en el Hospital Universitario de Guadalajara supone una mayor comodidad tanto para el profesional como para el paciente pediátrico y sus familares, que no tienen que desplazarse a otros centros para su realización.
Además, es de destacar que durante la polisomnografía, para la que se requiere una noche de ingreso, se dispone de un técnico que vigila el buen desarrollo de la misma durante toda la noche, mientras que un neumólogo se encuentra disponible de guardia localizada para cualquier eventualidad.
De esta manera, esta mejora en la cartera de servicios del centro se ha llevado a cabo optimizando los recursos de la sección de Neumología.
Por otro lado, existe un control de vídeo que graba durante toda la noche al paciente, de manera que el especialista está en disposición, no sólo de conocer e interpretar los datos extraídos del polisomnógrafo, sino de visualizar toda o parte de la grabación realizada durante la noche.