El Instituto Brianda de Mendoza recuerda la proclamación de la II República

El retrato –encargado por el Instituto en 1909 según se detalla en la memoria de aquel año- muestra daños aparentemente intencionados, pues se ha rasgado la tela justo en la cara del monarca, desprendiéndose un trozo de la misma, hoy irrecuperable. El hecho de que este cuadro haya permanecido en un almacén desde su traslado al actual edificio en 1971, de donde ha salido para ser expuesto en estos días, permite establecer la hipótesis de que su rotura pudiera muy bien haber sido causada en la época en que se proclamó la república. El centro está investigando en su archivo, por si se encuentra alguna referencia documental del hecho. Tanto el cuadro como los libros, permanecerán expuestos en el vestíbulo del Instituto hasta el viernes 20 de abril.