El Instituto de Enfermedades Neurológicas, ubicado en Guadalajara, celebra el segundo encuentro intergeneracional

El Instituto de Enfermedades Neurológicas de Castilla-La Mancha, ubicado en la ciudad de Guadalajara, y dependiente del Gobierno regional, ha organizado la segunda jornada de encuentro en la que pacientes, profesionales y familiares de ambos colectivos compartirán una manera de diferente de vivir la Navidad.

La iniciativa surgió el pasado año, bajo la coordinación de Ana Isabel Martínez, neuropsicóloga del centro, y obtuvo un amplio respaldo con la participación de más de un centenar de personas entre niños y adultos. Dado el éxito y acogida de la primera edición, los profesionales del centro no han dudado en organizar una nueva cita.
En esta ocasión, el encuentro será el viernes 4 de enero en las instalaciones de la Unidad de Daño Cerebral. Los niños se incorporaran a partir de las 08.30 horas y su finalización está prevista a las 14.30 horas. La coordinadora de la actividad ha apuntado que podrán asistir niños a partir de dos años de edad, acompañados por un adulto que se responsabilice de ellos en todo momento.
Para poder participar en esta iniciativa será necesario aportar una cantidad simbólica de cinco euros, al igual que el año pasado, que se destinará para adquirir todos los materiales necesarios y un desayuno para los asistentes.
Programa de la jornada
El orden del día comenzará con la recepción de invitados. A las 09.00 horas se impartirán minicharlas informativas en las que se les explicará a los niños qué hace un neurólogo, un médico rehabilitador, un neuropsicólogo, un psicólogo, un logopeda, un terapeuta ocupacional, un fisioterapeuta, una enfermera, un auxiliar y un celador en una Unidad de Daño Cerebral.
A las 09.45 horas, tendrá lugar la presentación entre residentes y niños para que posteriormente comiencen los talleres que se prolongarán hasta las 13.30 horas. Los talleres consistirán en pintura de caras, elaboración de bolas de navidad tipo patchwork, ginkanas y decoración de galletas con fondant. Esta última actividad se realizará gracias a la colaboración desinteresada de la empresa de Villanueva de la Torre “El postrecillo valiente”.
A las 13.30 horas los residentes del centro tomarán la comida y los más pequeños ensayarán un villancico que interpretarán todos juntos al final del encuentro.
Gracias a esta iniciativa, promovida por los trabajadores del Instituto de Enfermedades Neurológicas de Castilla-La Mancha, trabajadores y pacientes, así como hijos y nietos de ambos, se unen en estas fechas y aprenden unos de otros, con los beneficios que conlleva el acercamiento entre pacientes y profesionales, entre mayores y pequeños. Los niños tienen la oportunidad este día de conocer donde trabajan sus papás o donde están sus abuelos. Además conocerán, tras las charlas informativas adaptadas a ellos, qué es el daño cerebral y cómo puede afectar a las personas.