El jurado arbitral laboral se consolida en la mediación de conflictos laborales

En las mediaciones colectivas se logró algo más del 42% de acuerdos y en las individuales cerca del 60%, un porcentaje 9 puntos por encima de la media regional.

Esta circunstancia ha sido valorada muy positivamente por representantes de la patronal y de los sindicatos de la provincia, así como por la delegada de Empleo, Igualdad y Juventud, Elena de la Cruz, representante del órgano que tutela al Jurado Arbitral, que ha hecho hincapié en que este recurso permite “ahorrar recursos y tiempo en la resolución de conflictos laborales y contribuir a la paz social”.

La memoria del Jurado durante el año pasado en Guadalajara refleja que se han visto afectadas 334 empresas y 9.200 trabajadores en la provincia

Sobre la tipología de los conflictos, Victoriano Tera ha puntualizado que se tramitó solo un asunto de bloqueo de la negociación colectiva, 11 huelgas, 43 conflictos de interpretación o aplicación y 14 conflictos de modificación sustancial del contrato de trabajo.

En este punto, el responsable del Jurado Arbitra Laboral ha explicado que en seis de los 11 casos de conflictos de huelgas se llegó a acuerdo, por lo que no fueron convocadas. 

Por sectores, en la provincia, los más afectados fueron el de Químicas, con 13 conflictos, el de Logística, con 11 y el de Hostelería, con 10.

La tramitación de estos expedientes en la provincia supuso que se celebraran 312 reuniones y que se practicaran hasta 778 actuaciones por parte del Colegio de los Mediadores provinciales.

La delegada de Empleo, Igualada y Juventud ha destacado lo consolidado que está ya este sistema para dirimir conflictos laborales sin tener que recurrir a la vía judicial.

Esta situación ha sido igualmente destacada por los representantes de UGT y CCOO, Luis Notario y Laura Gil, respectivamente, que han subrayado la “rapidez, eficacia” de este sistema, así como la sencillez en sus trámites.

También Agustín Carrillo, de CEOE-Cepyme ha felicitado a la Administración por esta herramienta de resolución de conflictos laborales que, a su juicio, evidencia que  “vamos por el buen camino”