El laboratorio de la MAS en Mohernando acoge a dos alumnos en prácticas

Concretamente, Mancomunidad de Aguas del Sorbe y la Consejería de Educación, Ciencia y Cultura a través de la Dirección general de Formación Profesional han suscrito un acuerdo para que estos dos alumnos realicen un periodo de prácticas profesionales en el laboratorio de la ETAP de Mohernando hasta el mes de junio.

No es la primera vez que la Mancomunidad de Aguas del Sorbe colabora con programas formativos, pero sí la primera que lo hace bajo la nueva denominación de Proyectos Experimentales de Formación Profesional Dual. Por ello, ha sido posible que alumnos de primero y segundo curso del Ciclo Formativo Laboratorio de Análisis y Control de Calidad, familia químicas, del IES José Luis Sampedro permanecerán en las instalaciones de la Mancomunidad hasta mediados del mes de junio.

Durante este tiempo, los alumnos adquirirán conocimientos para organizar la actividad del laboratorio en la obtención de muestras (toma de muestras, selección de materiales y reactivos, aplicación de métodos), preparación y mantenimiento de equipos, así como en el almacenamiento de la información. Asimismo, desarrollarán su destreza en la interpretación de las normas y protocolos normalizados de trabajo, internos y externos, para ordenar ensayos y análisis que se realizan de manera diaria en el laboratorio.

El objetivo de las prácticas es que al término de las mismas, los alumnos puedan actuar de acuerdo a comportamientos profesionales y normas establecidas para el ejercicio de la actividad laboral en un laboratorio de análisis y control de calidad.

Durante el tiempo de prácticas, 144 horas para el alumno del primer curso y 488 horas para el de segundo curso, podrán comprender la estructura organizativa del laboratorio, a elaborar planes de trabajo y normas de actuación, además de adecuar el comportamiento de trabajo a las normas particulares de seguridad, buenas prácticas y respeto del medio ambiente.

Para el presidente de la Mancomunidad de Aguas del Sorbe, Jaime Carnicero, “el desarrollo de programas de formación dentro de las secciones que componen la institución es muy importante porque permite generar sabia nueva”.

“No solo los alumnos aprenden, y mucho a desarrollar su faceta profesional gracias a estas primeras prácticas, también los trabajadores adquieren nuevas visiones, de una nueva generación que empieza, de cómo es posible realizar un mismo trabajo. Creo que las prácticas son enriquecedoras para todos y una manera de abrir la Mancomunidad de Aguas del Sorbe, a veces tan desconocida, a la sociedad”, ha manifestado Jaime Carnicero.