El Marchamalo viaja a Toledo a intentar batir a un campeón

Tanto es así que los juveniles y promesas del filial han jugado un papel muy importante en estos últimos compases de liga en la que Pedro Morilla se ha quedado sin jugadores de la primera plantilla para completar las convocatorias. Pero el Marchamalo se ha hecho fuerte ante la adversidad y tan sólo ha cedido cinco puntos, los del pasado sábado ante el Villarrobledo, y los dos de La Gineta, en los últimos cinco partidos.
Y para cerrar una campaña de mucho trabajo y sufrimiento el escenario no podía ser mejor, el Salto del Caballo. “Si tuviera ficha, jugaba hasta yo”, reconocía el mister gallardo, quien recuerda que en su etapa como futbolista “nunca” había perdido ante el Toledo. “Es un partido bonito por muchas cosas y a los más jovenes les gustará jugar en este campo”, reflexionaba, en alusiones a Bata,Rafa,Nacho, Asier, Alberto, Dani Martín y Andrés, que van convocados para este choque. Las bajas de Freijo y Fran se han confirmado en el último entrenamiento por sus respectivas lesiones, pero vuelve Cillo para ayudar al equipo. La mala suerte parecía haberse cebado con el jugador esta temporada y no salía de una dolencia cuando se metía en otra y parece que, por fin se ha recupera de la última rotura de fibras.
Miguelón también volvió a los entrenamientos tras su operación, pero el mister y el jugador valoraron la situación y decidieron que era mejor no jugar el partido “por precaución”. Isra y Alberto Torres con sendos esguinces en el pie y la rodilla, tampoco participarán en el choque; y por supuesto, Puma, que comenzará su rehabilitación la próxima semana para recuperarse de la fractura de rótula. Aunque no puedan participar, acompañarán al equipo a Toledo para despedir la temporada.