El nuevo obispo, Atilano Rodriguez, recibido entre aplausos por los seguntinos

 Sin embargo, el acto central tuvo lugar por la tarde, en la catedral de Sigüenza. Tras parar a la entrada de la ciudad del Doncel, concretamente a las puertas del asilo, donde también acompañado de varios miembros del Colegio de Consultores, saludó a las autoridades y luego procedió a realizar la subida hacia la catedral en caballo blanco, un caballo precisamente cedido por un panadero de Cogolludo.

El acto central con la solemne misa, contó con la asistencia de numerosas personas, tanto de la diócesis como de Ciudad Rodrigo, donde Don Atilano ha sido obispo hasta hace escasas semanas, además de la propia familia. Para la madre, ya mayor, fue un acto muy emotivio, pero reconoció que aunque esta toma de posesión de su hijo era un motivo de satisfación y alegría, también le entristecía algo porque “ahora va a estar más lejos”, añadió.

Entre los asistentes se encontraba el presidente de la comunidad, José María Barreda; los alcaldes de Sigüenza y Guadalajara, Francisco Domingo y Antonio Román, y la secretaria regional del PP y candidata al Gobierno regional por esta formación, María Dolores de Cospedal, así como obispos de otras muchas diócesis de España, otras autoridades religiosas y militares.