El Observatorio Apícola de Mantiel cumple su primer año

mantiel_a060314 Con la inminente llegada de la primavera es el momento de pasearse por este entorno de aromas y colores.

En Mantiel, en plena naturaleza de la Alcarria, en la ribera del pantano de Entrepeñas, se sitúa un Observatorio Apícola cuya andadura pronto celebrará su primer año de vida.
Se trata de una iniciativa municipal, al frente de la cual se sitúa Julián Rebollo, convencido de que la única manera de que los pequeños pueblos, como es el caso de Mantiel, sigan con vida y no desaparezcan es apostando por iniciativas vinculadas a su desarrollo y su propia idiosincrasia; en eso todavía no se les puede hacer competencia.
En este caso, no cabe duda que la puesta en marcha de un Observatorio de las abejas en Mantiel ha sido una apuesta acertada, una apuesta segura. El atractivo que supone este mundo apícola para pequeños y grandes está constatado. Ahí está su producto, la Miel de la Alcarria, con Denominación de Origen.
Pero en esta visita se puede disfrutar también del misterio de las estrellas, en el Observatorio Astronómico que también posee Mantiel –este con una trayectoria algo mayor-, y, evidentemente, de su variado y atractivo paisaje, incluso darse algún chapuzón en Entrepeñas si el tiempo acompaña.
Abejas en panales de cristal
Coincidiendo con la celebración, estos días, de la Feria Apícola de Pastrana, en la que se dan cita miles de personas, profesionales del sector, curiosos y amantes de este dulce manjar, es el momento ideal para acercarse hasta Mantiel y ver de cerca su Observatorio Apícola.
La ubicación de esta localidad en el corazón de la Alcarria la convierten en un lugar especial en el que las abejas trabajan para elaborar este preciado líquido, este néctar que ha deleitado desde antaño a reyes, embajadores…y que sigue siendo un exquisito manjar digno de los paladares más exigentes, bueno para la salud, para la belleza y para un sinfín de usos más.
mantiel_b060314El Observatorio Apícola de Mantiel comenzó a funcionar a pleno rendimiento en abril de pasado año y ya han pasado por él cientos de personas, muchos de ellos grupos escolares de colegios e institutos de la provincia. Y es que, para visitarlo sólo hay que ponerse en contacto con el Ayuntamiento por teléfono o por mail y un monitor se encargará de mostrarlo.
Precisamente es ahora cuando comienza la mejor temporada de visitas. Las estaciones de primavera y verano son las ideales para que el turista, visitante o estudiante que acuda a ver el Observatorio pueda disfrutar del curioso espectáculo que ofrecen las abejas, acogidas en colmenas de cristal, entre otras razones para favorecer la visibilidad, y conocer el museo interactivo en el que se explica todo el proceso de fabricación de este dulce y dorado néctar, y de fondo, una estampa sublime, la que da un hábitat de plantas aromáticas de todo tipo y colores.
Julián Rebollo invita a todo aquel que quiera, y en especial a todos lo que estos días se encuentran por la feria de Pastrana, a acercarse hasta Mantiel porque, sin duda, es el mejor momento para ver su Observatorio Apícola porque “ahora es cuando se inicia el periodo de la floración, y también cuando las abejas, como los humanos, toman vida”.
El alcalde recuerda los beneficios de este manjar tanto desde el punto de vista de la salud como los estéticos, cada día mayores –dice-, ello al mismo tiempo que admite que desde este pequeño municipio “estamos tratando de hacer de la necesidad, virtud”, convencido de que hay que apostar por iniciativas de este tipo y satisfecho del primer año de vida de este curioso proyecto.
Tras la visita de rigor y el recorrido por el municipio, ahora es el momento ideal para disfrutar, con un bocata en mano, de la Alcarria, de sus rutas de senderismo o en bici, y descansar en sus espacios naturales.