El Parlamento de Castilla-La Mancha tendrá 27 escaños la próxima legislatura

cospedal_congreso01El Congreso de los Diputados aprobó ayer, con el voto favorable del PP, la toma en consideración de la reforma del Estatuto de Castilla-La Mancha tramitada por el Parlamento regional. Con esta medida, el gobierno que preside María Dolores de Cospedal impulsa la reducción del número de escaños de las Cortes a la mitad.

La reforma, que ya fue aprobada por el Parlamento Autonómico en julio, propone modificar el artículo 10.2 del Estatuto para fijar una horquilla de 25 a 35 diputados. La norma actual, que es consecuencia de una reforma del sistema electoral ejecutada por el Gobierno regional al principio de la legislatura, establece que las Cortes autonómicas se compongan de entre 47 y 59 diputados.

Una vez que la norma supere todos los trámites parlamentarios, la cifra concreta de diputados deberá concretarse con un cambio de la Ley Electoral autonómica, cuya modificación se llevará a cabo previsiblemente a partir de mediados del año que viene.

Fuentes próximas al Gobierno de Castilla-La Mancha y al Grupo Popular apuntaron ayer que, casi con toda seguridad, las Cortes regionales tendrán 27 diputados en la próxima legislatura. Es la cifra que tiene más posibilidades, según las fuentes citadas, aunque aún no se ha concretado el número exacto ni tampoco su reparto por provincias.

El Gobierno de Cospedal justifica la reforma argumentando que se trata de una medida necesaria para llevar a cabo desde el ámbito político el mismo esfuerzo de austeridad que se le ha pedido a los ciudadanos. Según explicó la propia presidenta autonómica, responde a una “voluntad mayoritaria” y al objetivo de “dar ejemplo” ante los castellano-manchegos.

De consumarse la reforma que ayer recibió luz verde en el Congreso, Castilla-La Mancha acumulará tres cambios de la legislación electoral en seis años. A las dos que promueve Cospedal se suma la que aprobó en 2007 el entonces presidente regional, el socialista José María Barreda, quien impulsó una modificación del sistema para elevar en uno el número de diputados en las circunscripciones de Guadalajara y Ciudad Real.