El Plan de Carreteras ha completado en año y medio de obras los kilómetros previstos para las dos primeras anualidades

A esta cantidad hay que sumar otros 85 kilómetros, actualmente en obras, de manera que en año y medio se ha actuado ya sobre un tercio de los 1.190 kilómetros que recibirán ese mismo tratamiento, según ha explicado el vicepresidente cuarto y responsable del Área de Infraestructuras, Julio García. En otros 240 kilómetros, solo se ejecutarán trabajos de conservación.

La inversión supera ya los 30 millones de euros, que también supone más de un tercio del total. “Creemos que se ha hecho un esfuerzo importante, más aún si tenemos en cuenta que en el Área 2 (zona de Molina), las obras apenas han avanzado durante el pasado año”, ha señalado García. La previsión es incrementar incluso el ritmo de ejecución durante este año hasta llegar a 300 kilómetros.

Tras recordar que la apuesta decidida de la Diputación por el Plan de Carreteras ha permitido superar los obstáculos que han aparecido, ha asegurado que “marcha razonablemente y cuenta con la financiación necesaria”. Incluso ha augurado que la incorporación de nuevos contratistas en el Área de Molina permitirá recuperar parte del tiempo perdido.

El vicepresidente ha recordado que las anualidades del Plan de Carreteras se establecieron atendiendo a criterios económicos fijados por el Ministerio de Hacienda. “Desde el punto de vista de la ejecución de obra, no tendría sentido acumular un año casi el triple de kilómetros que el resto. Por eso, no es nuestra prioridad ajustarnos a esa distribución, sino hacer cada día lo máximo posible y hacerlo bien”, ha dicho.

Además del Plan de Carreteras, la Diputación ha ejecutado otras actuaciones a través del Plan de Accesos o de convenios suscritos con otras entidades, como la Confederación Hidrográfica del Tajo y el Canal de Isabel II. La suma de todas ellas, según ha destacado el vicepresidente, permite afirmar que durante este mandato se han mejorado un total de 648 kilómetros de la red provincial, de los que se benefician más de 200 pueblos de la provincia, que tiene actualmente 404 núcleos de población. La inversión asciende a 56 millones de euros. “Esta cantidad equivale a 1,3 millones de euros cada mes, solo para mejora de carreteras. ¿Cuándo se había antes hecho tal cantidad de obra?”, se ha preguntado.