El Plan de la Arquitectura Negra renueva el Museo de Botargas y Mascaritas de Almiruete

Pérez León ha destacado que el Plan trata de aprovechar todos los recursos turísticos de la zona, como es el caso de esta fiesta, “que va a ser mostrada mucho mejor a quienes vengan a conocerla, para que la disfruten más y comprueben el mimo con que cuidamos nuestras tradiciones”. En la visita, la presidenta ha estado acompañada por el alcalde de Tamajón, Eugenio Esteban, y el alcalde de Campillo de Ranas, Francisco Maroto, ambos integrantes del Plan de Competitividad. También ha asistido Antonio Trejo, botarga y miembro de la Cofradía de Botargas y Mascaritas.

El Museo fue creado en 2006 por iniciativa de esta asociación para albergar los diferentes elementos que forman parte de la fiesta del Carnaval de Almiruete, fundamentalmente las máscaras creadas por los vecinos. Sin embargo, tanto la distribución de los espacios como la ordenación de los objetos no respondía a lo que realmente se puede considerar un museo.

La principal actuación en las instalaciones ha consistido en crear un sentido expositivo proponiendo un itinerario de la visita y crear diferentes ambientes con la iluminación. Los contenidos se han seleccionado y ordenado por temática y relevancia.

También se ha habilitado una sala audiovisual, en la que se puede ver el desarrollo íntegro de la fiesta, y una zona multimedia con una aplicación informática que muestra reproducciones virtuales de todo el fondo de botargas y mascaritas, así como carteles, reseñas de prensa y fotografías. En total, se pueden diferenciar hasta 15 zonas expositivas.
La gerente del Plan de la Arquitectura Negra, Pilar Cuevas, ha señalado que la inversión en este proyecto ha sido de 70.000 euros, en los que se incluye también la mejora del Museo Etnográfico de Valverde de los Arroyos, también terminado a falta de los últimos remates. “En este momento, recién iniciada la segunda de las tres anualidades del Plan, están en marcha todas las actuaciones a excepción de dos productos turísticos y la señalización, cuya adjudicación está prevista en el plazo de un mes”, ha señalado.

Además de estar ya concluida la mejora de los dos museos, se han iniciado las obras de las infraestructuras más importante, como el Centro de Interpretación de El Cardoso de la Sierra, el centro para turismo de negocios de Campillo y el centro de bicicletas de Tamajón. El balance incluye también los aparcamientos disuasorios de Campillo y Majaelrayo y los productos turísticos gastronómico y ornitológico, que están a punto de quedar terminados.