El Pleno de la Diputación provincial conmemora el bicentenario de la Constitución de Cádiz con una declaración institucional suscrita por unanimidad

La declaración reconoce que, pese al periodo de vigencia de “La Pepa”, fue un texto avanzado en su tiempo y que, pese a no incorporar una tabla de derechos y libertades como tal, sí consagró derechos y principios como el Principio de Soberanía Nacional, la Monarquía Constitucional, el Principio de Separación de Poderes, la limitación de los poderes del rey, el sufragio universal masculino indirecto, la libertad de prensa e imprenta, la libertad de expresión, la libertad de industria, el derecho de propiedad y la abolición de los señoríos, el derecho a la inviolabilidad del domicilio, así como el principio de igualdad, entre otros.
 
El documento también destaca lo avanzado para su tiempo de un texto constitucional aprobado hace 200 años, que tenía como objetivo transformar las bases de la sociedad española, dotar a España de un nuevo régimen político, y plasmar en su texto una relación de derechos y libertades de los individuos, y una concepción ideal del Estado Español.
 
Igualmente, reconoce que la Constitución de Cádiz pretendió adaptar la legislación de aquel tiempo a las exigencias del Estado, dividiendo los poderes del Estado al consagrar el Principio de Separación de Poderes, tratando de garantizar los derechos del hombre y del ciudadano que dejaba de ser súbdito para pasar a ciudadano, y avanzando de la Soberanía Real a la Soberanía Nacional, además de garantizar un principio como la igualdad ante la ley.
Asimismo, la declaración institucional hace constar que en la actual Constitución de 1978 los españoles hicimos nuestras las grandes ideas y principios que tuvieron su origen y plasmación en el texto avanzado de la Constitución de Cádiz de 1812, ideas, principios y valores que emanaron de un pacto entre todos los españoles, el Pacto de la Transición, a partir del cual se consensuó el actual texto constitucional, nació la Monarquía Parlamentaria y se consagró una relación de derechos y deberes de los españoles, junto con unos Principios y Valores superiores del ordenamiento jurídico español: la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político; todo ello dentro de la indisoluble unidad de la Nación española y en el  marco de un Estado social y democrático de derecho.
 
Por todo ello, el Pleno de la Diputación provincial ha reconocido el valor y la importancia que tuvo para España y los españoles un texto constitucional avanzado y liberal como la Constitución de Cádiz de 1812, e igualmente el valor y la importancia que tuvo como precedente más cercano en valores y principios constitucionales, así como en derechos y libertades individuales, de la actual Constitución española de 1978, marcando el camino del consenso y la unidad que han hecho posible que nuestro texto constitucional actual haya cumplido ya más de 33 años de vigencia, paz y prosperidad.