El pleno marchamalero aprueba la nueva propuesta para el servicio de transporte público con Guadalajara con los votos de PSOE e IU

El nuevo trayecto, que necesita ser ratificado por el Ayuntamiento de Guadalajara, que es quién tiene las competencias a la hora de establecer paradas de transporte público en su término municipal, fue respaldado con los votos favorables de los concejales socialistas y de IU, quién valoró muy positivamente la propuesta, calificando las nuevas paradas frente al Centro Comercial Ferial Plaza y el Hospital Universitario como “muy importante una y fundamental la otra”.

El grupo popular en el Ayuntamiento de Marchamalo se abstuvo después de un largo debate justificando su postura en la exigencia no satisfecha de “estar presentes en las reuniones de negociación con Guadalajara” ya que, según apuntaron, “no nos fiamos de usted”, en referencia al Alcalde, quién dijo estar facultado para llevar a cabo dicha labor, subrayando a su vez que “lo primero que tenemos que tener en cuenta en este asunto son las necesidades de los usuarios de un servicio tan valorado como es éste”.

El trayecto aprobado por el consistorio marchamalero mantendría el trazado actual durante su recorrido por el municipio campiñero y el Polígono Industrial del Henares hasta superar el puente árabe sobre el río Henares. En ese punto cambiaría su actual discurrir para subir por la Avenida Pedro Sanz Vázquez y la calle del Dos de Mayo hasta la Estación de Autobuses, donde realizaría su primera parada. A partir de ahí, el autobús marchamalero continuaría subiendo por la calle Cardenal González de Mendoza, superando el paseo del  Doctor Fernández Iparraguirre y llevando a cabo una nueva parada en la calle Sigüenza. El ascenso del convoy continuaría por dicha calle hasta superar la Avenida de Castilla y la autopista N-II por el paso inferior que une el casco urbano con la Avenida de Eduardo Guitán. En dicha avenida se llevaría a cabo otra parada, frente al acceso al Centro Comercial Ferial Plaza para recorrerla después completamente hasta encauzar el tramo de la carretera N-320 que llega hasta el Hospital  Universitario, donde se ubicaría el destino del trayecto de ida. El trayecto de vuelta, con ligeras  salvedades, seguiría el mismo trazado con paradas equivalentes hasta llegar de nuevo a la calle Usanos en Marchamalo.

Esta propuesta ha sido tratada inmediatamente después a la conclusión de la sesión plenaria por el Alcalde gallardo y el Concejal de Transporte Público del Ayuntamiento de Guadalajara, Juan Antonio de las Heras, en una reunión posterior, siendo acogida con buenos ojos. Tanto es así, que el responsable capitalino ha asegurado que trabajará con esta propuesta de trazado dentro del nuevo  plan  de  transporte público que está efectuando para ellos Doymo, empresa especializada en movilidad, quedando ambos representantes emplazados a futuras reuniones que concreten la modalidad de colaboración elegida por ambos consistorios en aras de ofrecer el mejor servicio posible a los ciudadanos y reducir a su vez los elevados costes que tienen para las diferentes administraciones públicas implicadas.