El presidente de los ribereños acusa a Cospedal de impedir la defensa del Tajo

Luengo ha realizado estas manifestaciones un día después de que la Comisión de Explotación del Trasvase Tajo-Segura aprobase una nueva derivación de agua de 76 hectómetros cúbicos hacia la cuenca del Segura, la segunda del año hidrológico.

Luengo, que también es secretario de Política del Agua de la Ejecutiva Regional del PSOE, ha insistido en que la actitud de Cospedal facilita que se siga esquilmando a la cabecera del Tajo, y que “las provincias de Guadalajara y Cuenca se estén convirtiendo en una colonia de explotación para beneficio del Levante, sin que el Gobierno de Castilla-La Mancha haga nada para proteger nuestro territorio y darle viabilidad económica, social y humana”.

El presidente de los ribereños ha pedido “que Cospedal nos diga qué votó la representación de Castilla-La Mancha en la Comisión de Explotación del Trasvase”, porque “mucho nos tememos que han votado a favor del trasvase, lo cual es absolutamente grosero” y significa que “personas que deberían defender a Castilla-La Mancha en realidad están apoyando que nuestra región quede esquilmada”.

Defensa del Tajo en tres ámbitos Antonio Luengo ha avanzado que, ante la indefensión de Castilla-La Mancha por parte de “Cospedal y sus consejeros de Madrid que forman el Gobierno regional”, se va a plantear la defensa del agua del Tajo en tres ámbitos distintos. Por un lado, el PSOE propondrá al PP alcanzar acuerdos en Guadalajara y Cuenca “para defender nuestras provincias, porque se tienen que dar cuenta de que si no somos capaces de ponernos de acuerdo para defender nuestra tierra, vamos a seguir perdiendo población y capacidad económica a marchas forzadas”.

Además, los municipios ribereños están estudiando la presentación de un recurso ante el Tribunal Supremo. Luengo ha explicado que el recurso tendría su base en que “si bien es cierto que los trasvases se aprueban dentro de los márgenes legales del Plan Hidrológico Nacional aprobado en su día por el PP, hay otra legislación básica de la UE, la Directiva Marco del Agua, que se está incumpliendo sistemáticamente”, en cuanto a la calidad del agua y la calidad medioambiental de la cuenca del Tajo.

Junto a las anteriores estrategias política y judicial de defensa del Tajo, el presidente de los municipios ribereños también ha avanzado que irán a Bruselas a denunciar ante la Comisión Europea que “la cuenca del Tajo se está muriendo porque el Gobierno español es incapaz de hacer frente a su mantenimiento económico y medioambiental”.

Decisión “ruin, indigna y miserable” Por su parte, el alcalde de Sacedón, Francisco Pérez Torrecilla, ha dicho que la decisión de aprobar este nuevo trasvase, en la situación actual de las cuencas del Tajo y el Segura, es “tan ruin, indigna y miserable como robarle a un mendigo las pocas monedas recogidas en la puerta de la iglesia, y encima cometiendo esa tropelía con los agentes de la autoridad presentes y mirando para otro lado, que es lo que han hecho Cospedal y Guarinos”.

Pérez Torrecilla ha recalcado que este nuevo trasvase “pone en riesgo el turismo de Sacedón y los embalses de Entrepeñas y Buendía para el próximo verano” y que el estado de prealerta en el que se encuentran actualmente los embalses “supone la alerta máxima por ruina económica de Sacedón y el resto de municipios ribereños”.